Vuelven las sesiones virtuales al Congreso

La decisión es tras conocerse un nuevo caso de coronavirus, el del diputado nacional por la provincia de Buenos Aire Miguel Ángel Bazze, de la Unión Cívica Radical.

Tras confirmarse un nuevo contagio de coronavirus, el del diputado nacional por la provincia de Buenos Aire Miguel Ángel Bazze, de la Unión Cívica Radical, el titular de la Cámara de Diputados Sergio Massa (Frente de Todos) tiene decidido dar marcha atrás con las sesiones mixtas, virtuales y presenciales, y que de ahora en adelante las sesiones sean solamente virtual. 

La medida se toma a raíz de lo ocurrido tras la última sesión presencial del jueves pasado, cuando dio positivo el test de COVID-19 el diputado del PRO Julio Sahad, quien a su vez estuvo reunido con más de veinte diputados, entre los que se encontraba Bazze. Todos los legisladores que tuvieron contacto con Sahad fueron sometidos a hisopados. Ayer, además, la Cámara de Diputados sumó el cuarto caso de Covid-19 al confirmarse el testeo positivo del diputado nacional de la UCR Miguel Bazze. 

La propuesta de sesionar en forma presencial había sido de los legisladores de Juntos por el Cambio. El 17 de abril, de hecho, el interbloque dirigió una carta que hicieron pública al titular de la Cámara Sergio Massa, reclamándole sesiones presenciales y que las virtuales solo se dejen para casos de fuerza mayor. 

La salud de los diputados

Miguel Bazze, se encuentra aislado en su casa, en la ciudad de La Plata, a donde reside hace más de 20 años. Como pudo confirmar éste medio, el diputado presenta una carga viral mínima motivo por lo que no presenta síntomas graves, sólo un leve dolor de garganta. Deberá esperar el desenlace de los próximos días, respetando todas las medidas de cuidado y precaución para con su familia.  

Además de los radicales Sahad y Bazze, hubo otros dos diputados, en este caso ambos del Frente de Todos, que dieron positivo: Walter Correa, quien él mismo informó que el último hisopado le dio negativo, y Federico Fagioli.

La lista de políticos contagiados

El nuevo caso del diputado Bazze se suma así a una lista creciente de dirigentes políticos contagiados por COVID-19, en el contexto de un aumento de casos en el AMBA y debido a ello, un endurecimiento de las medidas de confinamiento, que justamente comienzan a regir hoy. 

Hace dos semanas, exactamente el 17 de junio, la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal dio positivo. Su estado de salud es bueno. Dentro de Juntos por el Cambio, también se destaca el caso del diputado Alex Campbell.  

En el Frente de Todos, asimismo, se destaca el contagio y reciente recuperación con plasma del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Él había estado reunido con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, quien formaba parte de la comitiva presidencial y se encontraba en el avión con Alberto Fernández camino a Catamarca tras visitar La Rioja.

Otro caso es el de Magdalena Odarda, titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, quien también tuvo coronavirus.

Más atrás en el tiempo, el 22 de marzo, el tucumano Ricardo Bussi, de Fuerza Republicana, fue uno de los primeros en contraer COVID-19 en el país. 

 

Diarios Argentinos móvil