Venta del Ingenio La Esperanza: obreros protestan en el ingreso a la fábrica

Los trabajadores azucareros se organizaron para hacer una permanencia en el portón de la empresa desde hoy a las 8 de la mañana, rechazan la desvinculación de 300 empleados y los ofrecimientos laborales del Gobierno de la provincia.

Tras conocerse el acuerdo alcanzado entre la provincia de Jujuy  y el grupo inversor colombiano Omega Energy, el sindicato de azucareros del Ingenio La Esperanza comenzó desde hoy a las 8 de la mañana una protesta con permanencia en el portón de la empresa en rechazo a la desvinculación de 300 empleados y a los ofrecimientos laborales del Gobierno de la provincia.

Durante una conferencia de prensa brindada ayer por el ministro de Desarrollo Económico y Producción de Jujuy, Carlos Abud Robles, se confirmó la venta y la decisión de la empresa de continuar trabajando únicamente con 600 empleados, por lo que alrededor de 300 obreros quedarían desvinculados.

"Nuestros equipos fueron a notificar a los empleados del ingenio, tanto a los 600 que fueron seleccionados para continuar dentro de la nueva sociedad (elegidos mediante entrevistas), a los jubilados que no tomaron la opción y ahora la tendrán que hacer y a los que no quedaron, que son 300 empleados", explicó el ministro.

A la vez que ratificó los ofrecimientos para quienes decidan el retiro voluntario, que incluye subsidios, viviendas y trabajo en la Administración Pública, entre otras opciones acercadas a fin de contener la situación.

Sin embargo, ante los despidos, el sindicato definió mantenerse en la entrada y continuar con asambleas permanentes.

En diálogo con Radio 2, el secretario adjunto del gremio, Néstor Bautista, anticipó que llevarán la situación hasta las últimas consecuencias antes de aceptar que el Gobierno separe del ingenio a los trabajadores.

"Le vamos a demostrar al Gobierno que está equivocado si piensa que nos va a correr con la vaina. El Gobierno siempre fue en contra del trabajador, las cartas de despido van a ser contestadas", anunció.

A la vez que remarcó: "La situación es grave, terrible. Los compañeros al mediodía han empezado a recibir las cartas de despido firmadas por el ingeniero Daniel Rizzotti, uno de los tres gerentes de la administración, y por el ministro Abud Robles. Esto lo único que hace es empeorar la situación. La fábrica en estos momentos está tomada".

Por último, negó que el sindicato haya realizado un acuerdo con el Gobierno en el que acepte el pase a la planta del Estado más una indemnización para los que accedan a ser separados del ingenio.

Diarios Argentinos