Vargas Llosa: “Si fuera argentino, volvería a votar a Macri”

El ganador del Nobel de Literatura estuvo en el programa de Luis Majul y habló de Macri, Cristina, Lula, el papa, Trump y del aumento de tarifas. Criticó al populismo, pero rescató la gestión de Lula en Brasil.

A poco de presentarse en la Feria del Libro de Buenos Aires, el escritor peruano Mario Vargas Llosa dio una entrevista en la que elogió el gobierno de Macri y criticó duramente al populismo representado por Cristina, Trump y Maduro. También habló de Lula da Silva y del papa Francisco.

Entrevistado por Luis Majul, el Premio Nobel de Literatura aseguró que, si fuera argentino, volvería a votar a Mauricio Macri porque considera que las reformas que está encarando el Gobierno son necesarias “para corregir ese pasado nefasto”. También destacó que ahora “la imagen de Argentina en el exterior ha mejorado de manera flagrante, evidente” y eso “está trayendo inversiones”. “La conducta de Macri en el poder corresponde a la que él prometió que tendría”, agregó.

Además, elogió el Gabinete presidencial al destacar que Macri se rodeó de “gente eficiente y competente” y aseguró que hay “evidencias” de que el país se está “recuperando”.

Al ser consultado sobre el debate por el aumento de las tarifas a los servicios públicos, el escritor respondió: "Es uno de los defectos del populismo, convierte a mentiras flagrantes en verdades”, y afirmó: “Es muy positivo que en Argentina se hagan las reformas que se están haciendo, porque si no, la enfermedad se agrava y los estragos son mayores, como está pasando en Venezuela”.  

 “¿Qué piensa de la vigencia de una líder claramente populista y demagógica como Cristina?”, le preguntó el periodista. “Los demagogos siempre arraigan, a la gente les gusta oírlos, por eso suelen ser muy populares, aunque su popularidad sea transitoria. Eso explica el éxito de Trump en Estados Unidos”. Luego de describir al presidente de los Estados Unidos como "un demagogo casi tercermundista", el autor habló sobre la gestión de Lula da Silva en Brasil. Dijo que el mandatario “es un demagogo que hizo cosas muy positivas, como sacar a una cantidad de gente muy grande de la pobreza”, pero también aseguró que no solo fue un corrupto, sino un “impulsor de la corrupción”.

Cuando le toca el turno al papa Francisco, Vargas Llosa se escudó al decir que “no es creyente y no forma parte de la Iglesia”, pero “procura ser objetivo”. Dijo que considera que el papa “dice las buenas cosas, pero no las hace”, y agregó: “Él no las hace porque o la Iglesia es demasiado rígida y no se lo permite o las dice porque, aunque no se hagan, es bueno oírlas”. Y disparó: “Hasta ahora, no se ha reformado nada, todo es retórico”.

Para concluir, el periodista le consulta qué cree él que es un “perfecto liberal”. “Un liberal puede estar orientado hacia la izquierda o hacia la derecha. Es alguien que cree en la libertad, y la libertad en el campo político es  la democracia; en el campo económico, es el libre mercado, que pueda haber una libre competencia en la que el Estado intervenga lo mínimamente posible porque esa economía de mercado es la que crea prosperidad”, respondió el autor de La ciudad y los perros.

Diarios Argentinos