Una cuestionada empresa venezolana transmitirá los datos durante las elecciones

El Gobierno contrató Smartmatic para que brinde un software para enviar la información de las urnas al centro de cómputos. La firma está sospechada de haber cometido irregularidades en diversos países.

Una cuestionada empresa venezolana quedó a cargo de la transmisión de datos de las próximas elecciones presidenciales. Esta compañía, que está sospechada de haber cometido irregularidades en diversos países, enviará de manera digital la información de las urnas desde las escuelas hasta el centro de cómputos, según la nueva modalidad dispuesta por el Gobierno.

A partir de esta elección, el Gobierno nacional fijó un nuevo sistema de recuento de votos provisorios. Ya no habrá más camiones de gendarmería transportando urnas a los centros de cómputos. En estos comicios, los datos de las actas y telegramas se remitirán de forma digital. Para cumplir esta tarea, el Correo Argentino contrató a Smarmatic, por cuyo servicio cobrará US$ 1,2 millones, según consignó el diario La Nación.

Esta compañía, que hoy tiene sus oficinas en Londres, realizó sus primeros trabajos en su país de origen, contratada por el gobierno de Hugo Chávez. Auditó los comicios de Venezuela de forma ininterrumpida desde 2004 hasta 2017, año en el que la firma denunció que había habido “manipulación electoral” en la cifra de participación de votantes.

Smarmatic prestó servicios en Noruega, Los Ángeles e Italia sin mayores controversias, pero también se vio involucrada en una serie de denuncias. El gobierno de Filipinas le compró a la compañía una serie de máquinas de votación electrónica, pero debió desistir de su uso tras una elección sospechada de fraude en 2016. En El Salvador, el año pasado, la empresa reconoció haber cometido errores y tuvo que realizar nuevamente un conteo de votos.

La compañía venezolana ya participó del proceso electoral argentino en las elecciones de 2017, cuando ganó una licitación para realizar “una prueba piloto” de identificación biométrica en 1.052 mesas situadas en localidades fronterizas.

Diarios Argentinos móvil