Un repaso por las causas contra CFK: ¿qué cambia si es electa vicepresidenta?

La situación judicial de la candidata del Frente de Todos es un tema recurrente en el periodismo. Un eventual triunfo y la hipótesis remota de un juicio político.


Es mucho lo que se habla, debate y especula en torno a la situación judicial de la expresidenta y candidata a vice del Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner. La Justicia y la política, por momentos demasiado emparentadas, denuncias de lawfare y un clima electoral caldeado suman confusión. ¿En qué estado están las causas contra la expresidenta? ¿Qué puede cambiar si gana Alberto Fernández las elecciones nacionales?



Los números de CFK en la Justicia

• 13 son las causas en las que la exmandataria está procesada, de las cuales 10 recayeron en el juzgado a cargo del juez federal Claudio Bonadio.

• 7 fueron elevadas a juicio oral.

• Una está en instancia de debate oral y público.

• Tiene 7 pedidos de prisión preventiva.


Pasando en limpio:



La candidata a vicepresidenta del Frente de Todos tiene 13 causas en trámite por presuntos delitos de corrupción, todas post 2015. Un repaso por cada una y el estado del expediente:


Dólar futuro

Fue la primera causa elevada a juicio oral por el magistrado Bonadio pero aún no tiene fecha de inicio. Comenzó en octubre de 2015 con la denuncia de los entonces diputados Mario Negri y Federico Pinedo. La expresidenta, el exministro de Economía Axel Kicillof, y el expresidente del BCRA Alejandro Vanoli fueron acusados del delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública por la presunta venta de dólares a futuro a un precio menor que el mercado y provocar un perjuicio económico al Estado.


Memorándum de Entendimiento con Irán

Fue la segunda causa elevada a instancia de juicio oral, tampoco se fijó la fecha de inicio de debate. El puntapié inicial de esta causa fue la denuncia presentada el 14 de enero del 2015 por el fiscal Alberto Nisman. El delito que se le imputa a Fernández es el de encubrimiento. En el marco de este expediente recibió el primer pedido de prisión preventiva por parte de Bonadio.


Causa “Vialidad”

Es la única causa que está en instancia de debate oral y público, comenzó el 22 de mayo pasado y está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2. La senadora fue procesada por el juez federal Julián Ercolini por los delitos de asociación ilícita y administración fraudulenta agravada. Se la acusa de favorecer al Grupo Austral, cuyo titular era Lázaro Báez, con la adjudicación de obra pública vial en Santa Cruz entre 2004 y 2015.



Hotesur y Los Sauces

Las dos causas fueron elevadas a juicio oral pero no tienen fecha de inicio de debate. Por las similitudes entre ambos expedientes —la acusación es por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero, el juez de la causa también es Ercolini, y fueron procesados además de la exmandataria, sus hijos Máximo y Florencia Kirchner— es que decidieron unificarlas. La hipótesis judicial es que empresarios afines al kirchnerismo, entre los que se apunta a Cristóbal López y Lázaro Báez, contrataron durante años habitaciones en los hoteles propiedad de los Kirchner para blanquear sobornos derivados de la obra pública.


Los “Cuadernos de la corrupción” y sus derivados



Las anotaciones en un cuaderno (en realidad las fotocopias de estas notas) de Oscar Centeno, el chofer del número dos del exministro Julio De Vido,  Roberto Baratta, que revelaban un supuesto entramado de corrupción durante los gobiernos kirchneristas hicieron explotar la “bomba judicial” del año.


La causa de los cuadernos:

Bonadio dio hoy por cerrada la etapa de instrucción y la elevó a juicio oral. La exmandataria está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita que presuntamente operó entre 2003 y 2015. Esta causa monopolizó durante meses las primeras planas de los medios con el “desfile” por Comodoro Py de exfuncionarios y de los empresarios más importantes del país como imputados, muchos de los cuales luego devinieron en arrepentidos.

El resto de los procesamientos, también dictados por Bonadio, son desprendimientos de la “Causa de los Cuadernos” porque surgieron de los testimonios de la megacausa. Son seis causas, una fue elevada hoy a juicio oral junto a la "causa madre".   

1. Peculado por el presunto uso de aviones oficiales para enviar diarios y otros objetos desde Buenos Aires a Río Gallegos.

2. Incumplimiento de los deberes de funcionario público por la supuesta tenencia de documentos históricos (carta de San Martín a O’Higgins).

3. Asociación ilícita, cohecho y administración fraudulenta por el presunto otorgamiento de manera irregular de subsidios a empresas ferroviarias (prisión preventiva). Esta mañana el magistrado resolvió la elevación a juicio oral. 

4. Asociación ilícita, cohecho y administración fraudulenta por el presunto otorgamiento de manera irregular de subsidios a empresas de colectivos (prisión preventiva).

5. Asociación ilícita y cohecho por la supuesta cartelización de la obra pública (prisión preventiva).

6. Asociación ilícita y cohecho por presuntas maniobras ilegales en concesiones viales (prisión preventiva).

Además, en marzo de 2019 la candidata del Frente de Todos fue procesada en la causa por la importación de gas natural licuado por asociación ilícita y defraudación contra la administración pública. Según sostuvo el juez que lleva la causa, que una vez más es Bonadio, existió una maniobra defraudatoria que provocó un perjuicio económico al Estado. Le dictó la prisión preventiva.


¿Qué es lo que cambia si CFK es electa vicepresidenta de la Nación?

La expresidenta tiene siete pedidos de prisión preventiva pero no se concretaron porque no prosperó el trámite de desafuero en el Senado. En su calidad de senadora nacional, Fernández tiene inmunidad de arresto, con lo cual para poder ser detenida es necesario un trámite previo que es el desafuero y requiere la aprobación de dos tercios de los miembros de la Cámara alta.

Lo que cambia en el caso de que sea electa vicepresidenta es que ese trámite previo que se exige ya no es el desafuero sino el de juicio político, que es el método de remoción de las máximas autoridades del Ejecutivo y de los magistrados de la Corte Suprema. En este caso, para que avance el trámite debe ser desplazada de la vicepresidencia con el voto de dos tercios de los integrantes, tanto del Senado como de Diputados. Esta situación, más allá de que no genera ningún impedimento para que las causas progresen y se investigue, implica una exigencia más para una eventual detención.

Otra de las hipótesis que podría beneficiar la situación judicial de CFK si fuera electa vice y fuera condenada en algunas de las causas (una vez que esta condena estuviese firme) es un indulto presidencial. El artículo 99 inc. 5 de la Constitución nacional da la atribución al presidente de la Nación de “indultar o conmutar las penas por delitos sujetos a jurisdicción federal”.

Por los tiempos de la Justicia y su “costumbre” de acompañar los cambios políticos, la hipótesis de que la exmandataria sea condenada (y además que la condena llegue a quedar firme tras ser revisada en todas las instancias) es remota, pero se torna un imposible si se tiene en cuenta lo declarado por el candidato presidencial Alberto Fernández, un fuerte crítico del instituto constitucional del indulto. "El que piensa que voy a llegar a la Casa Rosada para dar un indulto es un estúpido, yo descreo del indulto. Los presidentes no están para perdonar a nadie", señaló.  


Diarios Argentinos móvil