Un intendente renunció a su sueldo y otros dos lo congelaron

Los jefes comunales de Chivilcoy, Las Flores y Coronel Suárez anunciaron esas medidas para dar una señal de austeridad por la comprometida situación de sus municipios.


Como una señal de austeridad frente a la Emergencia Económica y ante la grave crisis que atraviesa el país, los intendentes Guillermo Britos (Chivilcoy), Alberto Gelené (Las Flores) y Ricardo Móccero (Coronel Suárez) anunciaron medidas en consonancia: dos congelaron su sueldo y otro renunció a percibirlo. De esta forma, los jefes comunales dispusieron recortes en la política "para dar el ejemplo de arriba hacia abajo". 


Chivilcoy

Britos decretó congelar su sueldo y el de todos los funcionarios-secretarios, directores y coordinadores- y delegados de las localidades rurales en ejercicio hasta el 30 de junio del 2020.



"Esto es una obligación moral que tenemos todos los que ganamos más, en defensa de los empleados que menos ganan, y también de las cuentas municipales. En función de todos los esfuerzos que se le están exigiendo a los vecinos en estos momentos, los primeros que debemos hacer el sacrificio somos el intendente y los funcionarios municipales", enfatizó en diálogo con medios locales el dirigente de Consenso Federal. 

"Esto es algo que se impone que haga la clase política hoy teniendo en cuenta la situación económica que se vive y la exigencia válida de la ciudadanía para que también la clase política sea parte del ajuste. Económicamente no resuelve mucho pero tenemos que dar un gesto ante el congelamiento de las jubilaciones", concluyó. 


Las Flores

El florense Gelené renunció a su sueldo como jefe comunal y solo seguirá percibiendo la jubilación de la que ya es beneficiario por su trayectoria en la administración pública.



"Como el sueldo del intendente representa un cargo importante para el municipio y las arcas municipales no están bien, le pedí al Tribunal de Cuentas que me eximan de cobrar el sueldo directamente y seguir con mi jubilación. Además, tengo mi estudio que me da algún ingreso más por mi profesión de ingeniero hidráulico", explicó en diálogo con Radio La Red.

Además, indicó que "la situación del municipio es dramática tanto en lo económico financiero como en lo estructural", por lo que anunció que ya pidió un auxilio económico al gobierno nacional por "un monto muy importante para poder aliviar la deuda, acomodar la estructura y garantizar el trabajo de todos los empleados".

"En el distrito se perdieron entre 1500 y 2000 puestos de trabajo en los últimos cuatro años", advirtió el intendente del Frente de Todos.


Coronel Suárez

Móccero anunció que el municipio es "inviable" porque se encuentra "sin fondos", por lo que congelará desde enero los sueldos de los funcionarios políticos  porque "el sacrificio hay que hacerlo entre todos".



Mediante un comunicado, el jefe comunal del partido vecinalista "Movimiento por la Victoria", que acaba de asumir, afirmó que la crisis responde sobre todo a una deuda con el hospital público y un déficit millonario como consecuencia del presupuesto municipal anteriormente aprobado.

La Matanza