Un fallo de la Corte Suprema de Brasil dejó a Lula a un paso de la libertad

El máximo tribunal brasileño votó por mayoría a favor de convalidar la constitucionalidad de la ley que impide ejecutar la pena de un condenado en segunda instancia. El expresidente podría ser liberado en las próximas horas.

La Corte Suprema de Brasil decidió por mayoría convalidar la constitucionalidad de la ley que impide ejecutar la pena de una condenado en segunda instancia, lo que llevará a liberar a miles de presos, entre ellos el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La resolución del máximo tribunal, adoptado por un ajustado resultado de 6 votos frente a 5, fue la conclusión de un complejo juicio en el que el tribunal alteró finalmente una jurisprudencia establecida en 2016, según la cual un condenado en segunda instancia ya podía ingresar a prisión, aún con apelaciones pendientes en otros dos tribunales superiores.

Sin embargo, según se decidió el jueves, una pena de prisión sólo podrá ejecutarse cuando acabe todo el proceso de apelaciones, que en el caso de Lula, en la cárcel desde abril de 2018 y condenado a ocho años, aún contempla un último recurso, ya presentado y aún no juzgado en la propia Corte Suprema.

En una situación similar, con apelaciones aún a la espera de una resolución, se calcula que están cerca de 5.000 presos por los más diversos delitos, entre los cuales figuran una veintena de políticos y empresarios condenados por la operación anticorrupción Lava Jato, que llevó a Lula a la cárcel.

El pedido de excarcelación de Lula

Minutos después de conocerse la decisión, la defensa del líder del “Partido dos Trabalhadores” emitió un comunicado anticipando que este viernes pedirán la excarcelación. 

En un escrito firmado por Cristiano Zanin Martins y Valeska Martins, manifestaron: "Después de hablar con Lula el viernes, presentaremos al tribunal de ejecución una solicitud para su liberación inmediata basada en el resultado de esta sentencia STF, y reiteramos la solicitud de que la Corte Suprema decida sobre el hábeas corpus que objeta la declaración de invalidez de todo el proceso que llevó a su arresto debido a la sospecha del ex juez Sergio Moro y los fiscales de Lava Jato, entre otras innumerables ilegalidades”.


Rouvier