Un análisis (en serio) del presupuesto nacional del año 2021

Como es de público conocimiento hace unos días el Gobierno ingresó en Comisión el Proyecto de Ley de Presupuesto 2021. Semana revolucionada y agitada para la política del país, pasando desde un “Sarasa” del Ministro de Economía, Martin Guzmán, hasta una escena de cuasi sexo en medio de una sesión virtual de Diputados.


Por Lautaro Jara, Lucas Vanucci y Agustina Gamarra


Como es de público conocimiento hace unos días el Gobierno ingresó en Comisión el Proyecto de Ley de Presupuesto 2021. Semana revolucionada y agitada para la política del país, pasando desde un “Sarasa” del Ministro de Economía, Martin Guzmán, hasta una escena de cuasi sexo en medio de una sesión virtual de Diputados.

Mas allá de las “perlitas” que dejo esta semana, el Presupuesto 2021 merece un análisis objetivo y detallado. Recordemos que el mismo sienta las bases de un plan de Gobierno y sirve de proyección de las principales variables macroeconómicas de un país. Nos sirve, además, para saber las políticas que va a aplicar el Poder Ejecutivo y cómo ve la economía para los años venideros.

Empecemos con los números y el análisis más objetivo.

Los Ministerios que recibirán más recursos son los siguientes:

1) Mujeres, Géneros y Diversidad.

2) Desarrollo Territorial y Hábitat.

3) Obras Públicas.

Por otro lado, los Ministerios que recibirán menor apoyo estatal son:

1) Interior.

2) Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

3) Desarrollo Social.

Este ranking es en base a las principales erogaciones detalladas en el proyecto de ley, estando el financiamiento de los tres primeros ministerios por encima de la inflación proyectada.

El Presupuesto se puede analizar también en base a las erogaciones de “funciones”, que serían los rubros en los que se divide. En este punto los que más erogaciones recibirán son:

1) Vivienda y Urbanismo.

2) Información y Estadísticas Básicas.

3) Agua Potable y Alcantarillado.

Y los que menos erogaciones recibirán son:

1) Relaciones interiores.

2) Servicio de la Deuda Pública. Este ítem mide el pago de intereses de la deuda pública, que en el año 2019 representó un 20%, para bajar al 9% en el año en curso y llegar al 8% para el 2021. Se aprecia la baja de intereses gracias a la reestructuración de la Deuda anunciada hace unos meses atrás.

Tal como iniciamos este artículo, el Presupuesto también indica la proyección de las principales variables macroeconómicas:

1) 5,5% de crecimiento del PBI para el año 2021, mientras que para 2020 se estima una caída del 12,1%.

2) 29% inflación anual para el 2021. Este año rondaría en el 32%.

3) $102,40 el dólar oficial para diciembre del 2021 (Este es el dólar para los importadores, no confundir con el “Dólar Solidario” o para ahorristas). Para finales de este año el mismo rondaría los $81,40.

4) 4,5% de déficit fiscal primario con respecto al PBI para el año 2021. El de este año terminaría en 8,5%.

Por otra parte, el Gobierno estima que el Gasto Público este año crecerá cerca de un 50% con respecto al 2019, por encima del 32% de inflación esperada, en gran parte por las erogaciones relacionadas con la pandemia del COVID-2019.

En 2021 el Gasto Público total caerá en términos reales comparado con este año, pero igualmente sería mayor que el del año 2019.

Hablando en términos de recaudación impositiva, la presión tributaria pasara de 24% a 24,8%, subiendo un 0,8% para el año 2021, según lo proyectado. Los tres Impuestos que mayor recaudación se espera tener son: Derechos de Exportación, IVA e Impuesto a las Ganancias. Hay que aclarar un ítem muy importante y es que en este Presupuesto no está contemplado el Impuesto de aporte único y extraordinario a las Grandes Fortunas, que espera recaudar unos USD 3.000 millones.

Ahora bien, debemos hacer algunas consideraciones respecto al Presupuesto detallado:

1) Creemos que, en plena crisis social y económica, el Gobierno toma una mala decisión en darle la mayor cantidad de recursos a los tres ministerios detallados al principio del artículo. Los reemplazaríamos por: Ministerio de Trabajo, Salud e Interior.

2) Se observa una disminución a la mitad del déficit fiscal primario, en relación con el PBI. Eso nos llama la atención, sobre todo nos preguntamos cuáles serán las áreas en las que recortarán las erogaciones para poder cumplir esta meta.

3) En cuanto a la proyección de la inflación y el dólar, siempre que no haya turbulencias internacionales o nacionales, creemos que es factible que se cumplan las mismas.

4) Se aprecia una sustancial caída de pagos de intereses de la Deuda, lo cual vemos muy beneficioso y destacamos el Acuerdo del Gobierno con los bonistas externos.

 Cómo conclusión, la ley de Presupuesto era una noticia muy esperada por muchos agentes y participantes de la economía nacional. Pero el Gobierno debería reestructurar algunas erogaciones y canalizarlas a los Ministerios que mejor representen la producción, el trabajo y la inversión, variables fundamentales para poner en marcha la economía real. Aún no se sabe con certeza cuánto caerá la economía este año, y por eso se deben poner los mayores esfuerzos, tanto de los gobernantes como de la sociedad, para poder lograr un crecimiento importante durante los tres años restantes de gestión.

Diarios Argentinos móvil