Trump admite que siempre quiso minimizar el coronavirus

En febrero, el presidente le dijo al periodista Bob Woodward que el virus “era mortal” y difícil de contener pero públicamente le restó importancia “para no crear pánico”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, subestimó en forma deliberada la gravedad de la amenaza sanitaria de la pandemia del coronavirus, de acuerdo a una entrevista realizada por el periodista Bob Woodward, Rage al mandatario estadounidense en febrero de este año, y cuyo contenido se conoció recién ayer.   

“Se mueve por el aire”, señaló Trump en la entrevista que tuvo lugar el 7 de febrero. Y agregó: “Eso es mucho más difícil que por el contacto. Porque no tienes por qué tocar cosas, ¿no? Pero el aire simplemente lo respiras y es así como se pasa. Así que es un virus muy difícil. Muy delicado. También es más mortal que la peor de las gripes”.

Esta declaraciones de Trump, que forman parte de un ciclo de entrevistas que Woodward realizó al presidente y a otros miembros de su Administración y que fueron plasmadas en un libro sobre el que The Washington Post y la cadena CNN eligieron publicar algunos de sus avances, vuelve a poner en primer plano la deficiente gestión de la pandemia por parte del presidente norteamericano. 

Pocos días después de esas afirmaciones, grabadas el 7 de febrero, Trump, sin embargo, habló en público y su mensaje fue muy diferente: “Dicen que desaparecerá en abril, con el calor, como un milagro, espero que tengan razón...”, comentó a sus simpatizantes en un mitin partidario. 

Woodward volvió a hablar con Trump un mes después, en marzo, y le preguntó por sus declaraciones anteriores: ¿Estaba minimizando el tema?, lo interrogó. Y el presidente no vaciló: “Siempre he querido minimizarlo. Lo sigo minimizando porque no quiero crear pánico”. En esa misma charla, Trump le confesó al periodista que el virtus no solo afecta "a los viejos o muy viejos. A la gente joven también, a mucha gente joven”.

Esta divergencia entre lo dicho en público y las declaraciones a Woodward, recien conocidas ahora, despertaron una nueva oleada de críticas al presidente, quien ayer, en una conferencia de prensa brindada en la Casa Blanca, buscó defenderse por su accionar: “Amo este país y no quiero que la gente tenga miedo.Lo que no voy a hacer es llevar a este país o al mundo a la histeria. Tenemos que mostrar confianza. Quiero mostrar fortaleza”. 

Por su parte, su rival en las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, el demócrata Joe Biden se refirió en duros términos al mandatario estadounidense: “Mintió al pueblo americano. Mintió a posta y a conciencia durante meses sobre la amenaza que representaba para el país”, denunció Biden, quien agregó: “Mientras una enfermedad mortal desgarraba a nuestra nación, fracasó en su trabajo a propósito. Fue una traición a vida o muerte al pueblo americano”. 

Diarios Argentinos