Tras los escándalos, Hugo Cabrera volverá a ser concejal por el macrismo

En 2017 el dirigente de origen radical se fotografío semidesnudo con billetes en la cama, y tiene, además, denuncias por violencia de género. Volverá a ocupar una banca en la localidad de Mártires, Misiones.

Luego de protagonizar una serie de escándalos, Hugo Cabrera volverá ser concejal por el macrismo en la pequeña localidad de Mártires, en el sur de Misiones.  

El sublema “Armando un futuro” de Juntos por el Cambio, que postuló a Cabrera, fue beneficiado por la decisión del Tribunal Electoral de Misiones de otorgar una banca a la minoría. En los comicios, obtuvo solamente 59 votos en esa categoría, sobre un total de 1.269 electores de Mártires; no obstante, esa suma ya alcanzó para que el polémico dirigente de origen radical se ubique como el mejor del frente opositor.

En febrero de 2017 el por entonces concejal; se fotografió semidesnudo con billetes en la cama. La imagen estaba acompañada por la siguiente frase: “Sólo muestro para los que aseguraban que mi reclamo era por la plata, no sé si alguno sabe sumar, tengo algo de capital”.

Por ese entonces, Cabrera llevaba adelante un reclamo en disconformidad por los recortes en las dietas que había dispuesto el Concejo Deliberante local, basado en la complicada situación financiera que transitaba el país.

Incluso hizo varias huelgas de hambre y hasta se encandenó en un puente aéreo para protestar el descenso salarial. En reiteradas ocasiones comentó que su protesta no era solamente por la cuestión salarial sino que también denunciaba una serie de irregularidades en el manejo de los fondos municipales.

Sin embargo, no fue el único escándalo que atravesó el flamante edil del macrismo, ya que en ese mismo 2017 fue denunciado por violencia de género por una joven que era su pareja.

Brisa Ayelén contó que salía con su bebé en brazos de la vivienda que comparte con Cabrera cuando él la tomó de un brazo y cabello para obligarla a regresar. Y que una vez dentro de a casa le propinó un golpe de puño en las costillas. 

La joven dijo que anteriormente, durante el quinto mes de embarazo, Cabrera le dio varias patadas y amenazó cuando pretendía visitar a su familia.

El lápiz verde