Tras la polémica por el HIV, Mendoza aprobó el nuevo Código de Faltas

En Diputados, el oficialismo debió eliminar el artículo que criminalizaba a portadores del virus y otro que sancionaba a quienes desaparecieran voluntariamente de su domicilio generando gastos al Estado. El texto deberá volver al Senado para convertirse en ley.

En medio de una importante movilización en contra del proyecto, la Cámara de Diputados de Mendoza aprobó este miércoles con 24 votos a favor y 22 en contra el nuevo Código de Faltas provincial, con la modificación de dos artículos que generaron una gran polémica: uno que criminalizaba a los portaderos de HIV y otro que sancionaba a quienes desaparecieran voluntariamente de su domicilio generando gastos al Estado.

El proyecto inicial fue rechazado por el PJ, Unidad Ciudadana, el Partido Intransigente, el Frente de Izquierda y los monobloques peronistas. También recibió el repudio de alrededor de 50 organizaciones sociales, políticas, sindicales y de DD. HH. por criminalizar la pobreza y la protesta social. 

Entre las modificaciones, el oficialismo aceptó eliminar el artículo 126, que estipulaba que "la persona que transmitiere enfermedad venérea o contagiosa, será sancionada con multa desde un mil quinientas (1500) U.F. hasta tres mil (3000) U.F. o arresto desde quince (15) días hasta treinta (30) días".

Este punto generó un gran rechazo social, encabezado por la Fundación Húesped, que denució que "con la modificación se buscaba criminalizar a las personas que viven con enfermedades infecciosas con especial foco en las de transmisión sexual, como el VIH".

Además, se eliminó el artículo 118 que estipulaba la multa, trabajo comunitario o arresto a quienes desaparecieran voluntariamente de su domicilio o entorno habitual y le generaran un gasto al Estado.

Ahora, la media sanción de Diputados deberá volver al Senado para ser revisada y ratificada.

Rouvier