Tras el triunfo en Mendoza, Cornejo ya se candidateó para 2023

"Si gana Alberto hay que construir una alternancia, un grupo que esté preparado para gobernar en cuatro años y yo estoy dispuesto a hacerlo. Argentina no puede quedar huérfano de una oposición constructiva", dijo el gobernador.

Tras el holgado triunfo del Frente Cambia Mendoza en las elecciones de ayer, el actual gobernador, Alfredo Cornejo, dejó abierta la posibilidad de una candidatura presidencial en 2023 y habló de Cristina Kirchner como "el poder detrás del trono" si Alberto Fernández llega a la presidencia. 

"Si gana Alberto hay que construir una alternancia, un grupo que esté preparado para gobernar en cuatro años y yo estoy dispuesto a hacerlo. Argentina no puede quedar huérfano de una oposición constructiva", afirmó.

En diálogo con radio Nihuil, se mostró optimista, pero habló sobre la dificultad de conformar un equipo: "Para ser Gobernador me preparé. Para ser Presidente hay que tener un gran equipo y no lo tengo. Es muy difícil llegar a Presidente desde Mendoza".

En línea con las duras críticas que le dedicó a Fernández al cierre de los comicios, al acusarlo de cometer "una estupidez" al nacionalizar la campana mendocina, volvió a la carga contra el candidato presidencial y su compañera de fórmula.

"Me cuesta entender que sea Alberto Fernández el que mande si ganan. Lo que hicieron antes de la elección, donde vinieron todos en aviones privados, fue por pedido de Cristina (...) Está todo dado para que Cristina sea el poder detrás del trono", dijo.

Además, analizó el panorama de los gobernadores: "No veo autoridad en los gobernadores peronistas. Corren al auxilio del ganador. Schiaretti y Urtubey son los que tienen un peso importante e ideas propias".

Por último, criticó a la candidata del kirchnerismo, Anabel Fernández Sagasti, que finalmente quedó en segundo lugar, detrás del oficialista Rodolfo Suárez, apoyado por Cornejo. "Los dirigentes justicialistas nos trataron de estúpidos a los mendocinos. La candidata Sagasti hizo promesas grotescas. Prometía cosas gratis, como si lo gratis no lo pagara nadie", cerró.


Desayuno

El mandatario volvió a repetir un desayuno entre gobernador en ejercicio y gobernador electo, como hace cuatro años. Por lo que Rodolfo Suárez llegó a la residencia oficial, en un clima de continuidad y festejo y posteriormente dieron una conferencia de prensa en los jardines de la residencia.

"Un Estado que presta muy buenos servicios de justicia, seguridad, educación y salud. Eso es un buen gobierno. Ha sido un apoyo contundente al eje de nuestra campaña que es la continuidad del Gobierno de Alfredo Cornejo”, evaluó Suárez, y destacó: "Cuando recibimos el Gobierno no había una sola política pública que merecía ser continuada. Hoy Alfredo Cornejo deja un gobierno en marcha".

Cornejo se prenuncio en el mismo sentido: "Se votó una continuidad de gestión pero también cierta certidumbre. La gente vive a los saltos, con dirigentes que le dan intranquilidad todo el tiempo, que cambian de política como si se cambiaran una camisa".

"Esta elección la presentamos siempre como una elección provincial pero las connotaciones nacionales están. Nosotros somos parte de Juntos por el Cambio y triunfó esa coalición", señaló respecto a los intentos de nacionalizar el triunfo y confirmó la presencia del presidente Mauricio Macri en Mendoza para este sábado.


Diarios Argentinos