Todo lo que se juega Trump en las elecciones de Estados Unidos

En los comicios del próximo martes se renovará un tercio del Senado y toda la Cámara Baja. El Congreso está hoy en manos de los republicanos. Es una prueba de fuego para el Presidente.

El próximo martes 6 de noviembre se desarrollarán las elecciones de medio término en Estados Unidos. Los comicios legislativos cristalizarán cuánto apoyo mantiene el partido republicano, la fuerza del presidente Donald Trump. A continuación, todo lo que hay que saber sobre la contienda:

¿Qué se vota?

Se elegirá la composición del nuevo Congreso. La Cámara de Representantes –el equivalente a nuestros Diputados- se renovará de forma total (435 cargos) y el Senado, en un tercio (33 senadores sobre un total de 100). Los Representantes tienen un mandato de dos años y los senadores, de seis. En ambas Cámaras tiene mayoría el partido republicano.

Además, a nivel subnacional, se elegirán 39 gobernadores sobre un total de 50 estados, se renovarán las legislaturas estatales en la mayoría de los distritos y habrá también múltiples comicios en la escala municipal.


¿Qué pone en juego Trump?

A casi dos años del inicio de su gobierno, las elecciones de medio término funcionan como una evaluación indirecta del desempeño presidencial. Hasta el momento, Trump logró aprobar algunas leyes clave (como la rebaja general de impuestos) gracias a la mayoría republicana en ambas Cámaras. Si el partido de gobierno pierde el control en alguna de las instancias del Congreso, la agenda legislativa de la Casa Blanca probablemente pase a ser bloqueada, en un escenario de gran polarización política y social.

¿Qué dicen las encuestas?

Los republicanos tienen mayoría en ambas Cámaras. En Senadores, dominan con 51 legisladores contra 49 de la oposición (47 demócratas y dos independientes). En la Cámara Baja, tienen 241 escaños contra 194 demócratas.

A pesar de tener una ventaja mayor en la Cámara de Representantes, es allí donde los republicanos tienen más probabilidades de perder su predominio, según los sondeos. De acuerdo al sitio RealClearPolitics, los demócratas ganarán con seguridad 203 bancas, los republicanos 196 y hay 36 que serán disputadas voto a voto. En general, los legisladores que buscan su reelección suelen imponerse. En estos comicios, los republicanos presentarán un alto número de nuevos candidatos en la Cámara Baja (41 en total), lo cual vuelve más frágil su mayoría.

En el Senado, el Grand Old Party (como se lo conoce a los republicanos) tiene una posición más favorable: de los 33 legisladores que renuevan el cargo, 26 son del partido demócrata.

¿Qué pasa si ganan los demócratas?

Si vencen en la Cámara Baja, se volverá a un gobierno dividido, con la Casa Blanca controlada por un partido y el Congreso, por otro. En términos políticos, los demócratas impulsarán más investigaciones y controles sobre la administración de Donald Trump y hasta pueden amenazar con el fantasma del juicio político (algo que no prosperará porque los republicanos preservarán el dominio del Senado). Además, la oposición bloqueará cualquier iniciativa que venga del presidente.

¿Qué pasa si los republicanos mantienen el control del Congreso?

Se profundizará la agenda legislativa de Trump, dirigida a una mayor desregulación, más rebajas impositivas y recortes en la seguridad social. Además, el presidente tomará envión para ir por su reelección en 2020.

Rouvier