Destitución de Ramos Padilla: ¿Tiene el Gobierno los números en el Consejo de la Magistratura?

El oficialismo formalizó hoy el pedido de juicio político del juez federal de Dolores que investiga a una red de espionaje ilegal. Es improbable que Cambiemos pueda desplazar al magistrado.

El Gobierno nacional informó a última hora del viernes que iniciará un pedido de juicio político al juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla por “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad”. El requerimiento formal se produjo este lunes, tras una denuncia hecha por el representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo de la Magistratura, Juan Mahiques. ¿Cómo es el panorama en el Consejo? ¿Tiene Cambiemos los números necesarios para llevar adelante la destitución del magistrado que lleva adelante la sensible causa de espionaje ilegal?

El enojo del oficialismo contra Ramos Padilla se produjo luego de que el juez se presentara la semana pasada en la Cámara de Diputados y diera detalles de su investigación, que afecta no solo al fiscal de la causa de los cuadernos, Carlos Sornelli, sino también a diputadas como Elisa Carrió y Paula Oliveto. Sin embargo, la Casa Rosada enfrenta en el Consejo de la Magistratura un escenario cuesta arriba: por falta de apoyos, las probabilidades de que prospere el pedido de remoción del juez de Dolores son muy bajas.

Tras la formalización del requerimiento de juicio político, el caso queda en manos de la comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura. De los nueve integrantes de esta instancia, tres responden al Poder Ejecutivo (Mahiques, el diputado Pablo Tonelli y la senadora radical Inés Brizuela). También participan los opositores Miguel Pichetto y Graciela Camaño, y cuatro representantes de jueces (Alberto Lugones y Juan Manuel Culotta), abogados (Juan Pablo Más Vélez) y la academia (Diego Molea). Lugones, Culotta y Más Vélez tienen buena sintonía con el oficialismo, pero quienes conocen el funcionamiento del Consejo ven muy difícil que puedan acompañar el pedido de destitución del Gobierno.

De los nueve integrantes, se requieren seis para emitir un dictamen a favor de la destitución. El Gobierno parece lejos de conseguir la adhesión de los consejeros jueces, abogados y de la academia. “No es razonable el pedido de juicio político”, aseguró hoy a radio La Red el juez Alberto Lugones. “A un juez se lo puede remover cuando hay mal desempeño; pero no veo ir al Congreso como un causal de mal desempeño”, apuntó el magistrado.

Tras el dictamen de la Comisión, la denuncia pasa al pleno del Consejo de la Magistratura, órgano encargado de designar y remover magistrados. Allí las cuentas nos son favorables para Cambiemos. El pleno está compuesto por 13 miembros. El Gobierno tiene mayoría, pero está lejos de los dos tercios requeridos para remover a los jueces.

¿Por qué el Gobierno jugó tan fuerte en términos políticos a favor de la destitución de Ramos Padilla, si no tiene los votos asegurados en el Consejo de la Magistratura? ¿Quiere condicionar la investigación de espionaje ilegal? En su entrevista con Luis Majul, Mauricio Macri remarcó que el juez de Dolores “no es ecuánime” y pidió su destitución. La causa está recién en su etapa inicial, pero ya tiene en vilo al Gobierno y a la Justicia.

Diarios Argentinos móvil