“The Walking Dead”: Sobrevivir al instinto humano

OPINION. "No es exagerado decir que “The Walking Dead” se lee de manera obsesiva, donde Robert Kirkman nos alecciona y hace una crítica directa al instinto primal del ser humano, la supervivencia".


Todos conocen “The Walking Dead”. La serie ha llamado la atención de un público ávido por historias de zombies y durante varias temporadas (que algunos podrán decir son más de las que merece) conserva aún una fanbase que prolonga la historia hasta su próxima temporada 11. Este fenómeno ha dado lugar tanto a  spin-off como “Fear The Walking Dead” y la novísima “World Beyond”, como a los videojuegos que expanden el universo de la serie. Ni hablar del extenso merchandising.
Lo que muchos de estos seguidores ignoran es el material que dio origen a este fenómeno, una larga historia que a través de 193 historietas nos relata la vida de estos supervivientes del apocalipsis zombi.
Durante el año 2003 Robert Kirkman y Tony Moore crearon una serie regular  de historietas (de publicación mensual) que contaba las aventuras y periplos de un grupo de personas sobrevivientes a  un apocalipsis zombi en el sureste de los Estados Unidos.
El cómic impacta en más de un sentido, jugando Kirkman de manera inteligente con los sentimientos del lector. No encontramos personajes imprescindibles salvo Rick Grimes, quien es el protagonista e hilo conductor de todas las tramas que se irán abriendo a través de la historia.
En las páginas todo puede pasar, la historia no solo pone el  foco sobre “cómo escapar de la horda caminante de turno” sino que presenta al ser humano con todas sus contradicciones siendo en ocasiones una verdadera amenaza, como en el caso de los caminantes (como son llamados en la serie) un elemento extraordinario.


 Los caminantes son una amenaza constate pero un elemento extraordinario en la trama.

El elaborado guión de Kirkman es acompañado por el exquisito trabajo de Moore, quien es reemplazado por Charlie Adlard a partir del N°7 hasta el final. El arte de la serie se caracteriza por la firmeza en el trazo, optando por el  blanco y negro, con una variada tonalidad de  grises.
El arte es responsable de la inmersión que provoca en  el lector, absorbido por la historia.
Los ciento noventa y tres números que abarca “The Walking Dead” atrapan de principio a fin. Se dividen por sagas, comenzando  con la aparición de un grupo sobreviviente enemigo y finalizando con la caída del mismo, para dar lugar a más enemigos y sorpresas.
Villanos como el desquiciado Gobernador, los Susurradores (personas que se mezclan con los caminantes, usándolos como arma y forma de subsistencia), caníbales o el carismático y temerario Negan (el personaje mejor elaborado dentro de las historietas y que contó con dos series Spin Off) son los que Rick Grimes y su grupo se enfrentan y superan, a pesar de las bajas, durante sus aventuras post-apocalípticas.
 

Negan, el personaje con mayor desarrollo a lo largo de la serie.


Kirkman nos muestra también cómo el hombre en sociedad va evolucionando y rearmándose. Esto se pone de manifiesto cuando Rick comienza a liderar a su grupo, pues estos no dormían más que en pequeñas y vulnerables carpas, y pasando la mitad de la serie, junto a otros líderes forman una comunidad las cuales se elaboran en seguros “barrios cerrados” promoviendo el desarrollo social, mercantil y edilicio.
 

De nómades a establecidos, el desarrollo edilicio como pieza clave en el devenir de las tramas.


No es exagerado decir que “The Walking Dead” se lee de manera obsesiva, donde Robert Kirkman nos alecciona y hace una crítica directa al instinto primal del ser humano, la supervivencia.
Con una longeva serie televisiva que sigue dando que hablar luego de once temporadas y con muchos cambios con respecto al material de origen, “The Walking Dead” sigue alimentando su status de hito que, gracias a la subversiva editorial Image Comics, lo ubica entre los mejores cómics de la historia.


Sobre el autor: 24 años de edad. Oriundo de Buenos Aires. Lo encuentran reseñando cómics como @FestivoC y @festivo_comics en Twitter e Instagram, respectivamente. Un multimillonario que se viste de murciélago por las noches le cambió la vida...

Diarios Argentinos