“The Boys”: No querrás conocer a tus héroes

Imaginen por un momento que los miembros de la Liga de la Justicia, Vengadores o X-Men son un despreciable grupo de hijos de la mierda, ¿cuán peligroso sería eso?


Imaginen por un momento que los miembros de la Liga de la Justicia, Vengadores o X-Men son un despreciable grupo de  hijos de la mierda, ¿cuán peligroso sería eso? Este planteo inusual es el punto de partida con el que el guionista irlandés Garth Ennis (“Hellblazer”, “Predicador” o “Punisher Max”) explora en las páginas de “The Boys”.

Publicado en el 2006, editado por WildStorm y Dynamite Entertainment, este cómic orientado al público adulto trata sobre un grupo variopinto de personajes liderados por Billy Butcher cuya misión es detener, con métodos poco ortodoxos, los abusos de una liga de superhéroes llamada “Los Siete” (inspirado en la Liga de la Justicia) y la corporación que los maneja  llamada Vought International, la cual produce el “COMPUESTO V”, un químico que otorga superpoderes.


“The Seven”, la retorcida y mediática Liga de la Justicia de este mundo.

En una época donde las películas y series de superhéroes son furor y toman el control (hasta llegar a la saturación) de la industria del entretenimiento,  esta serie disruptiva irrumpe en el momento justo para contarnos algo distinto e innovador.
Amazon Prime Video dio luz verde a esta alocada versión, producida por Seth Rogen y Evan Goldberg y protagonizada por Karl Urban y Antony Starr respectivamente en los papeles de Billy Butcher y Vengador, el líder de “Los Siete”, principal villano de la serie a ojos de los “Boys” y de modo evidente para nosotros como audiencia.
La historia toma como punto de partida un tragicómico suceso en donde la novia de Hughie (Jack Quaid) muere en un accidente provocado por la falta de precaución de un  superhéroe. Paralelamente a esta historia tenemos el ingreso de la joven y bella Starlight a “Los 7”, cumpliendo un sueño de toda su vida, aunque  a medida que se va integrando al panteón de héroes verá que los Siete no son como los medios muestran.
Como sucede en los cómics, la serie está destinada a un público adulto, en donde la violencia, el sexo y las drogas están presentes. No se anda con pelos en la lengua y critica el sistema gubernamental a través de esta liga oscura e hipócrita, que es capaz de dejar  caer un avión lleno de pasajeros para luego llorar por “no haber podido salvar a esas personas de un ataque terrorista” y sacar tanto beneficio de imagen pública como económico en consecuencia a la tragedia.
El poder corrompe, y eso se hace evidente en lo que respecta al mayor símbolo de esperanza para la sociedad en la serie, Vengador. Este personaje es una mezcla de Superman y Capitán América debido al alto grado de patriotismo y poderes, siendo todo lo contrario a lo que muestra en cámara, Vengador es una persona manipuladora que se mueve solo para su propio beneficio y es capaz de hacer cualquier aberración para obtener lo que desea. Una persona que nada le importa, ya que nadie puede ponerle límite debido a su poder.


Antony Starr como Vengador. Un calco de la viñeta.


Y allí es donde entran los Chicos…
Este grupo, una especie de black ops de la  CIA, sin poderes y con bajos ingresos, conocidos informalmente como “The Boys” son los que se ocuparan de monitorizar y mantener a raya por medio de intimidantes acciones a esta protegida sociedad superheroica.

Todos los miembros de “The Boys”. Personajes entrañables


Cargada de locura, manipulación, héroes inescrupulosos fuera de control y momentos bizarros de humor e ingenio satírico, todo sumado a una escala de violencia explícita, la serie critica además al control exagerado de la información y el objetivo de pretender mostrar a la sociedad que “todo está bien” vendiendo falsa seguridad a través de celebridades poderosas peligrosamente narcisistas.
Esta serie da un giro de 180° al género, nos muestra un mundo fantástico donde las capas y poderes predominan pero a la vez tiene asiento en la realidad. Butcher y este grupo de personas de alguna manera nos representan al tomar medidas drásticas para detener tanta injusticia y libre albedrío por el lado de los poderosos gracias a la genética alterada y al poder económico de una corporación.
Luego de disfrutar esta serie y adentrarnos en las explosivas viñetas en donde la adaptación se origina, nuestra visión sobre los encapotados y enmascarados no será la misma.


Tal y como dice el titulo de la presente columna: “No querrás conocer a tus héroes”.


Sobre el autor: 24 años de edad. Oriundo de Buenos Aires. Lo encuentran reseñando cómics como @FestivoC  y @festivo_comics en Twitter e Instagram, respectivamente. Un multimillonario que se viste de murciélago por las noches le cambió la vida...

Diarios Argentinos