Tareferos cortan el puente de Encarnación por tiempo indeterminado

Como lo habían advertido este lunes, las familias tareferas de la localidad de Oberá marcharon esta mañana por la Avenida Costanera hasta el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz en reclamo de kits escolares y subsidios.

Como lo habían advertido ayer durante los reclamos frente al Ministerio de Desarrollo Social y al Ministerio de Educación, las familias tareferas de la localidad de Oberá marcharon esta mañana por la Avenida Costanera hasta el Puente de Encarnación, donde realizan un corte por tiempo indeterminado.

Si bien la situación dificulta aún más el tránsito vehicular, cada media hora los manifestantes habilitan por quince minutos el trayecto para que los autos puedan circular.

El representante de los tareferos, Hugo Silva, señaló que reclaman kits escolares y un bono único de 2000 pesos para poder pagar la inscripción de los niños a la escuela. "Por más que sean escuelas públicas, nos cobran igual", criticó.

"No hay trabajo, pronto van a empezar las clases y no tenemos qué darles a nuestros hijos. Queremos pedirles que nos ayuden para que nuestros chicos tengan lo básico para empezar las clases", explicó el dirigente, a la vez que remarcó: "Estamos pidiendo kits escolares, vestimenta, zapatillas y un subsidio por única vez para inscribir en la escuela a nuestra gurisada".

Respecto a la falta de empleo, denunció: "Nos sentimos discriminados y descartados, porque somos usados en tiempo de cosecha".

En esa línea, advirtió: "Nos pagan lo que quieren, el trabajo pesado del tarefero no es valorado; si llueve, trabajamos igual, si hay capueras o víboras, trabajamos igual. Encima de todo, trabajamos 4 meses y los otros 6 nos quedamos sin nada", remarcó.

"Cuando yo era chico y mi papá trabajaba, todo el año tenía trabajo. Se terminaba la tarefa, había cosecha de té, había carpida, macheteada", recordó.

 


Diarios Argentinos