Susana Thénon: La despoetada

OPINIÓN. ¿Cómo acercarse a la obra de una poeta cuando, desde el vamos, parece haber sido clasificada en lo inclasificable, que parece tener un cartel de “¡CUIDADO! Esto que Ud. va a leer no se parece a nada”?

“Huérfana y sigilosa”, “una voz fuera del cánon”, “disonante”, “la poeta inclasificable”, “la poesía degenerada”, arriesgan cuando se trata de Susana Thénon. Entonces, ¿cómo acercarse a la obra de una poeta cuando, desde el vamos, parece haber sido clasificada en lo inclasificable, que parece tener un cartel de “¡CUIDADO! Esto que Ud. va a leer no se parece a nada”?



Es cierto que la misma Thénon se niega a “ser poseída / por palabras, por jaulas, / por geometrías abyectas. / Me niego a ser / encasillada, / rota, / absorbida”. Sin embargo, algo también vuelve su poesía muy accesible para todxs lxs lectores, incluso el infantil. Algo juguetón. Algo irónico. Algo irreverente. Algo humorístico (pocxs poetas argentinxs han explorado el humor, la ironía y la parodia como ella). Algo de profunda libertad y exploración y de profunda rigurosidad y estudio al mismo tiempo. Algo musical: “y el odio / (y el drac / ma el dó / lar)”, “Cafetín / Tin / La copa / del frío / la mano/ susurro / silencio”, “olé olé / olé olá / voy al psicólogo a investigar”. Thénon juega con el lenguaje y lo hace explotar, lo lleva a límites inéditos. Esto encuentra su punto más alto en Ova Completa, su último libro, de 1987. “Te vas volviendo joven / peludo / __________ (llenalo vos)”, “Filosofía significa 'violación de un ser viviente' / viene del griego filoso, 'que corta mucho', / y fía, 3a persona del verbo fiar”.


Algo de profunda libertad y exploración y de profunda rigurosidad y estudio al mismo tiempo


De Ova Completa también es su poema-hit “¿Por qué grita esa mujer?”, que, en realidad, no tiene título y que abre el libro. En los últimos años, al calor de lucha de las mujeres, ha crecido una lectura feminista del poema. La cantante Lucrecia Pinto y su banda hicieron una interesante versión de “¿Por qué grita?” con “Vaca Profana”, la canción de Caetano Veloso… Cada 8 de marzo las redes sociales se pueblan de su lectura… Cuando Daniel Gigena anunció la reedición de la obra completa de Thénon (Corregidor había editado los dos tomos en 2001, estuvo un tiempo agotada y volvió a publicarla en 2019) lo hizo con el título “Poeta feminista”...



Es que el carácter feminista de la obra de Thénon es amplio, vigoroso, crítico y súper actual. Por ejemplo, en “La antología”: “¿tú qué opinas del ícono? ¿lo usan todas las mujeres / o es también cosa del machismo? // porque tú sabes lo que a mí me interesa / es no sólo que escriban / sino que sean feministas / y si es posible alcohólicas / y si es posible anoréxicas / y si es posible violadas / y si es posible lesbianas / y si es posible muy muy desdichadas”. En “Las mujeres poetas” comienza, no sin ironía: “Las poetas mujeres / tenemos que juntarnos / para salir / para enfrentar / la humanidad hostil / pero hay que hacerlo con dulzura / ¡FEMINEIDAD!”. Y termina: “las mujeres poetas / hemos de divorciarnos / ¿y de quién? ¿y de quién? / de las poetas mujeres // hombres no hay hace rato”. 

El feminismo de Thénon es siempre desde la poeta (“Serán poemas para la poesía”, escribió de Ova Completa). Hay, también otra arista: la suya es una poesía deseante, sexuada (“Eres habitante / de mis deseos prohibidos”, “CLÁVATE, deseo, / en mi costado rabioso / [...] Aquí la sangre, / aquí el beso roto”). Se trata, además, de una poesía que explicita su elección sexual: “Si durmieras en Ramos Mejía / amada mía / qué despelote sería”, “el rumor de Lesbos // despertar y decirle / yo no he podido hacer el amor / no lo comprendes / un recién muerto es como un niño”, “En cambio te amo / y todo es catástrofe alrededor: / las voces, las manos / los rostros / todos quieren apedrearnos”.

Para terminar, quisiera rescatar un aspecto de la poesía de Thénon del que no se suele echar mano y es la dimensión política de sus versos. No se trata de poemas partidarios, en cambio, de versos que trazan pinceladas sobre el mundo y que dan cuenta del compromiso de la poeta como ciudadana: “ESTE mundo en que vivimos / los mendigos buenos aires siglo veinte”, “y como humildes humildísimos / representantes del pueblo que somos”, “Dormidos como estamos, / solos como estamos / aún rugen los pueblos / del amor que vendrá”. 

Si el feminismo de los versos de Thénon es siempre desde la Thénon poeta, su dimensión política es siempre también desde más allá del lenguaje. Por último, quisiera dejar uno de sus poemas más explícitamente políticos:   



PUNTO FINAL (TANGO CON VECTOR CRÍTICO)



“la picana en el ropero 

todavía está colgada 

nadie en ella amputa nada

ni hace sus voltios vibrar”

¡ESO ES DECLAMACIÓN!

Diarios Argentinos