Jujuy: Sorpresa por la presentación de una nueva fórmula para la gobernación

En conferencia de prensa, el exdirector del Registro Civil, Julio Ferreyra, y el exjuez federal, Vicente Casas, lanzaron su candidatura de cara a las elecciones 2019. "No nos va a temblar el pulso, la corrupción es lo que más ha dañado al país y a la provincia", sostuvo.

Mediante una conferencia de prensa, el exdirector del Registro Civil, Julio Ferreyra, hizo formal su candidatura de cara a las Elecciones provinciales 2019 con el exjuez federal, Vicente Casas, como su vicegobernador por el partido Confiar para las elecciones provinciales del 9 de junio.

Tras su polémica salida del Registro Civil, Ferreyra consolidó una fuerte imagen popular que llevará a competir con el actual gobernador, Gerardo Morales. "A mí me vinieron a buscar, desde el colectivo me gritan gobernador y dicen que algunos están nerviosos con mi candidatura", remarcó.



A la vez que aseguró: "No nos va a temblar el pulso para tomar las decisiones que haya que tomar. La corrupción es lo que más ha dañado al país y a la provincia. La austeridad es imprescindible, no se van a malgastar recursos. Por cada cosa que se haga debe haber una rendición de cuentas".

Y apelando a sus 20 años de trayectoria al frente del organismo provincial, Ferreyra sacó a relucir el reconocido desempeño que lo ha posicionado entre la opinión pública: "El gobierno es servicio, estar a disposición de la gente todas las horas de día que hagan falta. Puedo decirlo, porque desde el Registro Civil estuve de la mañana a la noche".

Mientras que por otra parte analizó la realidad que atraviesa la provincia y el problema que significa el endeudamiento a través de las políticas de desarrollo productivo implementadas por el actual gobierno: "Hoy la provincia tiene una situación muy grave, deudas que nadie sabe cómo se van a pagar".

Por lo que remarcó que no puede prometer nada hasta saber "con qué se van a encontrar", pero señaló algunos puntos que serán la plataforma de la campaña, como la pobreza, la corrupción y el empleo.

"No vamos a proponer grandes obras porque no creo que estemos en condiciones. Tenemos claro un proyecto para generar empleo, que es el gran problema de hoy en día, pero no vamos a avivar giles. La provincia es rica y tiene que tener la posibilidad de darle a los jujeños un mundo mejor", concluyó.

Por su parte, Casas confió que la política "tiene que estar a servicio del bien común. Hay que dejar lo individual y trabajar para todos y solucionar así los problemas comunes que tengan todos".

"Desde el 9 de diciembre, un día antes de asumir, vamos a trabajar incansablemente para desaparecer la corrupción. No será un trabajo fácil, porque no es fácil erradicar un problema tan profundo, pero si nos acompañan, seguramente será mucho mas fácil poder combatirla", afirmó.

Diarios Argentinos