Solá aseguró que un nuevo Gobierno de Cambiemos sería "una pesadilla"

El diputado nacional reafirmó su candidatura a presidente y advirtió: "Hay una obligación de ganar y para ganar es necesaria la unidad, no hay otro camino”.

De cara las elecciones, el diputado nacional del bloque Red por Argentina, Felipe Solá, confirmó sus intenciones de ser candidato a presidente y consideró que la oposición tiene la "obligación" de obtener un triunfo en las próximas elecciones porque un nuevo período del actual Gobierno nacional sería una "pesadilla".

"Hay una obligación de ganar y para ganar es necesaria la unidad, no hay otro camino. Un nuevo Gobierno de Cambiemos sería una pesadilla", advirtió el legislador nacional en diálogo con AM 530.


"Hay una obligación de ganar, un nuevo gobierno de Cambiemos sería una pesadilla"


Por otra parte, el exgobernador cuestionó a quienes pretenden que el Partido Justicialista lleve adelante las PASO con todas las figuras que tienen la intención de candidatearse en las elecciones presidenciales. "Que vengan todos a una interna es una manifestación poco alegre, de salita verde. Si doce personas van a una interna, eso es anarquía. Debe haber una cantidad de acuerdos previos para que finalmente no haya interna o si hay que sea entre dos facciones solamente", remarcó.


"Que vengan todos a una interna es una manifestación poco alegre, de salita verde. Si doce personas van a una interna, es anarquía. Pensar que todo se resuelve en las PASO es no entender nada de política". 


En ese sentido aseguró: "Hacer una unidad sin tener capacidad de acordar y pensando que todo se resuelve en las PASO es no entender nada de política". Mientras que por otra parte advirtió que Cambiemos es un rival "muy importante" ya que a pesar de los desgastes de la gestión de gobierno sigue siendo "poderoso". "Si después de tres años sin pegar ninguna sigue siendo una referencia para una parte muy importante de la población, eso indica que tiene un poder muy grande del establishment y los grandes medios, y eso no es poco en Argentina", remarcó.


"Este es un Gobierno muy poderoso. Después de 3 años sin pegar una, sigue teniendo apoyo"


Por último, en línea con otros referentes de la oposición criticó el plan del Gobierno de bajar la edad de imputabilidad a 15 años, que será tratado en sesiones especiales en febrero en el Congreso y pidió al Gobierno "abrir" la información estadística. También reconoció la dificultad de debatir el tema en medio de la campaña electoral: "Mucha gente va a pensar 'a éste no le interesa la inseguridad, le interesa ganarle al otro', y no es así".

Diarios Argentinos