Sin el oficialismo, cayó la sesión para discutir la educación

Se hicieron presentes 122 diputados de la oposición, pero no llegaron a los 129 necesarios para el quórum. Se ausentaron Cambiemos, el bloque de Lousteau y otros legisladores provinciales.

La sesión especial en la Cámara de Diputados para tratar proyectos de todos los espacios vinculados a la educación pública se cayó este jueves al mediodía, tras no alcanzar los 129 diputados necesarios para el quórum. La convocatoria había sido impulsada por el Frente para la Victoria-PJ y apoyada por otros bloques de la oposición. 

Pese a la presencia de un buen número de diputados, la oposición solo llegó a reunir 122 legisladores y quedó a 7 de los necesarios para iniciar el debate. De esa manera, el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, dio por caído el encuentro alrededor de las 12.25, lo que provocó el descontento de los bloques opositores. 


Estuvieron en el recinto el kirchnerismo, el interbloque peronista Argentina Federal, el Frente Renovador de Sergio Massa, el Movimiento Evita y la izquierda. Sin embargo, a la ausencia del oficialismo se le sumó el faltazo del bloque Evolución, liderado por Martín Lousteau, el Frente Cívico por Santiago, los diputados de San Luis pertenecientes a Unidad Justicialista y el salteño Alfredo Olmedo. 

El pedido de la oposición tenía como meta discutir más de 60 proyectos de legisladores de diferentes bloques relacionados a la educación pública. Muchos también hacen referencia a la situación actual de la Ciencia en el país, con el recorte en el Conicet y la eliminación del Ministerio tras el reordenamiento del Gabinete dispuesto por Mauricio Macri.  

Una vez caída la sesión, varios legisladores tomaron la palabra y apuntaron contra Cambiemos. "Así como hay que agradecer y reconocer la presencia de diputados y diputadas que hoy estamos acá al filo de poder sesionar, porque falta muy poco, no puedo dejar de señalar el dolor y la vergüenza ajena que siento por los que hoy están ausentes de sus bancas", expresó Hugo Yasky, perteneciente a Unidad Ciudadana, luego de hablar de la docente torturada Corina de Bonis y de las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez en una escuela de Moreno. 


Daniel Filmus, por su parte, se quejó de que "desde el mes de junio el Congreso no puede sesionar porque el Gobierno nacional quiere paralizarlo, paralizar la voz de aquellos que representan a nuestro pueblo, y aquí discutir cuales son las políticas públicas que necesitan nuestra Nación". 

A su turno, Graciela Camaño también se quejó por la inactividad de Diputados. "El Gobierno está muy interesado en que esta Cámara desaparezca de la faz de la tierra. Por eso es que vemos el recinto como lo vemos. Ni en el peor momento de poderío del menemismo o del kirchnerismo vi el disciplinamiento que existe hoy acá. Los felicito, hacen muy bien el trabajo de tratar de obstruir el funcionamiento de la Cámara", sentenció la diputada massista. 


Luego, muchos de los legisladores descargaron también su bronca mediante las redes sociales. 

Diarios Argentinos móvil