Sigue la lista: Verónica pidió un plan preventivo de crisis

La empresa láctea atraviesa una profunda crisis por la caída en las ventas y una millonaria deuda bancaria. Se suma a así compañías como Sancor, Ilolay, Coca Cola-Femsa y Fate, entre otras.

Al igual que otras empresas nacionales como Sancor o Iolay, la empresa Lácteos Verónica solicitó ante la Secretaría de Trabajo de la Nación un plan preventivo de crisis. 

Verónica tiene una planta ubicada en la localidad santafecina de Suardi y tiene a cargo a 600 empleados. La provincia de Santa Fe es una de las principales cuencas lecheras que, junto a Buenos Aires y Córdoba, posee la mayor presencia en el sector.

Según informaron los directivos de la empresa, la capacidad instalada funciona entre un 30 y un 40 por ciento. El promedio de actividad es de un 50%, una cifra que no se ajusta al potencial productivo del rubro. Los problemas de rentabilidad, la caída en el consumo, la fuerte recesión y la imposibilidad de obtener financiamiento por parte de la empresa, debido a las altas tasas de interés, generan grandes dificultades para mantener la producción.

Además, hace unos años realizaron una inversión millonaria para mejorar las intalaciones de las plantas. En consecuencia, desde la empresa no están realizando las contribuciones patronales y aportes a la seguridad social de sus empleados desde febrero de 2018. También se encuentran con una deuda bancaria con entidades locales de poco más de  $1.110 millones.

La empresa Verónica se encarga de la producción de lácteos como leche larga vida,  chocolatada, leche en polvo, dulce de leche, manteca, crema de leche y quesos untables. Para tener una dimensión de su producción, sólo para la elaboración de quesos procesa 150 millones de litros de leche por año.

Diarios Argentinos