Según el FMI, las caídas económicas de los países serán más profundas

Según su informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO), Argentina tendrá una contracción de casi el 10%, contra el 5,7% que había pronosticado en abril. Italia, España, México y Reino Unido, entre los más afectados.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó un nuevo informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO, por sus siglas en inglés), en el que anticipa una mayor caída de la economía a nivel mundial, respecto del pronóstico que había realizado en abril, en el marco de la pandemia del coronavirus, que continúa afectando a buena parte del mundo. 


La situación de Argentina

El Fondo indica que la nueva proyección para la economía argentina marca una caída del PBI del 9,9%, frente al 5,7% de contracción que se había estimado en abril. De esta manera, 2020 se prevé como el tercer año de recesión para el país, ya que en 2019 registró una caída del -2,2% y el año anterior de -2,5%. 

Además, las perspectivas sobre una recuperación el 2021 también cayeron: mientras que hace dos se esperaba un crecimiento económico del 4,4%, ahora se espera que esa cifra se ubique en torno al 3,9%. 

El próximo viernes, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo, Alejandro Werner, dará mayores precisiones sobre las proyecciones para América Latina. Brasil y México, dos de los principales socios económicos de la argentina, caerán -9,1% y -10,5%, respectivamente. 


Situación mundial 

De acuerdo al trabajo del organismo multilateral, la economía global tendrá una contracción de -4,9%, cuando tres meses atrás había calculado 3 puntos de caída. Los países que encabezan la lista son Italia y España, dos de los países más afectados por la pandemia, con una retracción de -12,8%, seguidos por Francia (-12,5%), México (-10,5%) y Reino Unido (-10,2%).

"La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto en el primer semestre más negativo de lo previsto, y se prevé que la recuperación sea más gradual de lo estimado anteriormente. En 2021, el crecimiento global se proyecta en 5,4%. El impacto adverso en los hogares de ingresos bajos son particularmente agudos, poniendo en peligro el progreso significativo logrado en la reducción de la pobreza extrema en el mundo desde la década de 1990", reza el informe. 



"El patrón refleja una combinación única de factores: distanciamiento social, bloqueos necesarios para retrasar la transmisión y permitir la atención médicas para manejar el rápido aumento de los casos, la fuerte pérdida de ingresos y la debilidad del consumidor confianza", agrega.

Según el Fondo, para las economías que registran una disminución de las tasas de infección la recuperación será más lenta que la esperada, ya que se prevé que se mantenga el distanciamiento social en la segunda mitad del año, a la par de una caída en la actividad mayor de lo prevista durante el cierre en el primer y segundo trimestre de 2020. También se espera una menor productividad en las empresas, ya que deben aumentar las prácticas de seguridad e higiene.

Respecto de las economías que aún se encuentran con altas tasas de infección, principalmente en América, se advierte que ese bloqueo más prolongado infligirá un costo adicional en la actividad.

Sobre el tema de la salud, el organismo remarca la necesidad de que todos los países, incluso los que aparentemente han superado los picos de infecciones, garanticen recursos adecuados para sus sistemas de salud, y, en este sentido, pide a la la comunidad internacional "intensificar enormemente su apoyo a las iniciativas nacionales".


Medidas de asistencia económica

En este contexto, el FMI recomienda que los países continúen con políticas de asistencia económica para amortiguar las pérdidas de ingresos de los hogares con "medidas considerables y bien focalizadas", así como también brindar apoyo a las empresas que sufren las consecuencias de las restricciones en la actividad.

En los casos en que las economías se reabran, el apoyo específico a las empresas debería irse reduciendo gradualmente a medida que comienza la recuperación, aconseja el Fondo, y las políticas deberían proporcionar un estímulo para elevar la demanda.

Según se estima, las medidas de auxilio que se están llevando a cabo en todo el mundo y las que ya fueron anunciadas para el futuro alcanzan los 10,7 billones de dólares. También considera que una cooperación multilateral fuerte sigue siendo esencial.


Mayor financiamiento externo y alivio de la deuda 

El FMI destacó también que los países que enfrentan crisis de salud y déficit de financiamiento externo, como el caso de argentina, necesitan con urgencia asistencia de liquidez, incluso a través del alivio de la deuda y el financiamiento a través de la red de seguridad financiera mundial.

Diarios Argentinos