Se filtró otro audio de uno de los rugbiers: "Ganamos igual"

Se lo dijo Blas Cinalli a un amigo luego del asesinato de Fernando. Fue tras contarle que habían "recagado a palos" a los patovicas y los habían sacado "del cuello" del boliche.

La trama del asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell sigue sumando detalles que generan indignación. Esta vez, se difundieron nuevos audios de Whatsapp de uno de los ocho rugbiers detenidos, Blas Cinalli, enviados a otro amigo poco después del crimen, en los que le cuenta el altercado con los patovicas al ser echados del boliche Le Brique y lo remata con una particular frase: "Ganamos igual". 



A continuación la transcripción de todos los audios de Cinalli, enviados a un amigo que en ese momento estaba yendo hacia la ciudad balnearia. Todos pertenecen a un horario posterior a la golpiza mortal contra Fernando. 

- "Nos sacaron todos los patovicas, los recagamos a palos mal. Nos agarraron a todos del cuello y nos sacaron a todos para afuera. Nos agarraron la policía y gendarmería. Ganamos igual".

-"Ey, amigo, ni bien llegués mandame que vamos a estar en la casa con Lucas (Pertossi) y Ayrton (Viollaz). Vos mandame. Vamos a hacer algo ni bien llegués".

-"Ey, posta posta. Estamos yendo al Mc Donalds. Vamos de vuelta al centro a ver qué onda, ¡capaz que los cruzamos! (con tono emocionado)". (Este audio fue después de la golpiza mortal a Fernando)

-"Ey (...), posta. Estamos corriendo, para que no nos vean".

-"Mandame cuando llegues posta turro. Ahora en un rato vuelvo a la casa y tengo Wifi".


Este no es el único material que Cinalli le mandó a su amigo. Además de los audios, ayer se difundieron algunos mensajes de los mensajes de texto enviados por el joven de Zarate que demuestran que el grupo estaba al tanto de lo que había ocurrido con Fernando.

"Nos cagamos a piñas en el boliche. Nos sacaron a todos. Esperamos a que se vaya la Policía y ahí los recagamos a piñas. Dos convulsionaron, a uno lo mandamos al hospital sin signos vitales. Ahora estamos yendo al Mc Donald's a ver qué pasa". Ese fue el mensaje completo que Cinalli le envió a un amigo suyo que esa noche se encontraba viajando rumbo a la ciudad costera.

Ese otro joven le respondió con la frase "son los demoledores" y un emoji de aplausos, pero el rugbier imputado como uno de los coautores del asesinato de Fernando, al igual que los otros siete acusados que permanecen detenidos, le contestó: "Amigo, flasheamos, matamos a uno".

Pero no quedó allí: después, como si nada hubiera ocurrido, el acusado le habría puesto a su amigo: "Solo quiero tomar vino y fumar flores". Los mensajes, difundidos este miércoles, datan de las 5.15 de la madrugada, poco menos de una hora después de haber propinado la golpiza mortal a la víctima.

Cinalli es el mismo que la semana pasada frente declaró ante el juez de la causa, David Mancinelli, que no habían querido matar a Fernando. "Yo lo único que quiero decir es que no quisimos que pasara lo que pasó", dijo en ese momento.

 Por ahora Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Cinalli (18) están imputados como coautores del homicidio doblemente agravado, mientras que Alejo Milanesi (19) y Juan Pedro Guarino (19), liberados por falta de pruebas, continúan en el expediente como "partícipes necesarios".  


El Lapiz Verde móvil info general