Rumbo a las PASO: las cartas sobre la mesa

La última semana se aceleró el tono de campaña en el escenario político. Alberto Fernández le marcó la cancha a los funcionarios que decidieron postularse y la UCR arrincona a Larreta y amenaza con la ruptura.

Pasado el cierre de listas, el camino hacia las PASO se va despejando o se va enturbiando, según la óptica desde donde se lo mire. Lo claro es que los precandidatos están confirmados y los ejes de campaña pareciera que también, no hay mucha novedad al respecto. Pero, ante la aparente "normalidad", aparecieron algunos cortocircuitos y otros recrudecieron: Alberto Fernández le marcó la cancha a los funcionarios que decidieron postularse y la UCR, con Gerardo Morales a la cabeza y con Facundo Manes como su carta ganadora, arrincona a Horacio Rodríguez Larreta y a María Eugenia Vidal.

Dos bajas y las esquirlas de la batalla santafesina

"Todos los que son precandidatos deben dejar sus cargos", sentenció el presidente el miércoles pasado durante una entrevista televisiva. El mensaje fue contundente y no dejó lugar a especulaciones. Con esta decisión, dos de los ministros dejarán su gabinete: Daniel Arroyo y Agustín Rossi, pero los casos son muy disímiles entre sí. La salida del Ministro de Desarrollo Social fue en buenos términos y sin ninguna trastienda. "Le pedí mi salida al presidente", dijo quien integrará la lista que encabeza Victoria Tolosa Paz en Provincia de Buenos Aires, y explicó que "quiere aportar desde las leyes".

La situación del "Chivo" Rossi es otra. Si bien aseguró que "no se enteró a través de la televisión" que dejaría su cargo y que la postura de Fernández le parece "absolutamente razonable" no era lo que estaba en sus planes . La aventura electoral que emprendió el ahora precandidato santafesino no cayó bien en Casa Rosada y no logró siquiera el respaldo explícito de Cristina Fernández de Kirchner. No es un buen momento para incitar la grieta en el oficialismo, ya el peronismo santafesino tiene suficiente con el enfrentamiento entre Omar Perotti y Alejandra Rodenas. 

El saliente ministro encabeza una de las dos listas del Frente de Todos en Santa Fe, acompañado por la vicegobernadora Alejandra Rodenas. Del otro lado y con el aval de Fernández y Kirchner, se encuentra la lista del gobernador Omar Perotti con los precandidatos a senadores Marcelo Lewandowski y María de los Ángeles Sacnun. Asimismo, el propio gobernador se presentó como precandidato a senador suplente. 

Ya con los dos pies afuera del Gabinete, Rossi redobló la apuesta y no titubeó en apuntar sus dardos contra el mandatario provincial santefesino: "A mí me parece una vergüenza que el gobernador sea candidato a senador suplente, es una tomada de pelo para los santafesinos". Y dejó un mensaje directo al corazón del kirchnerismo duro: "Perotti nunca fue un defensor de las ideas de Néstor y de Cristina. Cuando fue senador por la provincia de Santa Fe votó la ley del acuerdo con los Fondos Buitre". El enojo de uno de los soldados más firmes hace ruido. El oficialismo deberá tratar que las esquilar de la "batalla sanfesina" no le traiga dilemas mayores y repercuta en otras latitudes. En el Frente de Todos son conscientes que la unidad fue una de las claves evidentes del triunfo electoral de 2019 y no quieren perder esa mancomunión conseguida para afrontar la contienda del 2021 y la del 2023.



Ilustración @camigonzalezadel


La jugada de la UCR y la incomodidad del PRO

Desde hace un tiempo considerable Gerardo Morales se distanció del macrismo, al menos así lo intentó dejar en claro en sus apariciones públicas. Siguiendo esta estrategia, que en algunas ocasiones lo posicionaron más cerca de la Casa Rosada que de las huestes amarillas, incrementó sus críticas contra el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, en paralelo apuesta al "aire renovador" que aparentemente trae Facundo Manes para dar un batacazo en territorio bonaerense y pensar así las elecciones presidenciales con un mayor protagonismo del radicalismo en la coalición opositora.

"Debieran parar con esta campaña de ataques a Facundo. Esta campaña de desprestigio tiene un único responsable que es Horacio Rodríguez Larreta", denunció el mandamás jujeño. La intromisión del alcalde porteño en el armado bonaenrese y la imposición de Diego Santilli agrietó aún más las diferencias, pero no aplacó las ambiciones del radicalismo, ni de Morales. "Larreta tiene una lógica compleja de construcción, debiera revisarla, porque por este camino se va a debilitar Juntos por el Cambio y se pondrá en riesgo", criticó el gobernador.

Por su lado, el neurocientífico hace su trabajo: se diferenció de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal y abogó por promover una política "científica, tecnológica y productiva". De paso, le envió un guiño al campo: "No le podemos pedir todo". Eso sí, dejó en claro su visión estigmatizadora del país y de quienes lo habitan: "No podemos importar noruegos", le respondió a Margarita Stolbizer, que le había criticado la inclusión de Jesus Cariglino en su lista.


Los motores están en marcha y las cartas ya están sobre la mesa. En cuando al eje temático de las campañas, el rumbo es el mismo que hace dos años. El Frente de Todos defiende la intervención del Estado como primera solución posible para paliar los efectos que perpetró el macrismo y que profundizó la pandemia, y en Juntos por el Cambio la defensa de la república, la libertad y el "buen ciudadano" sigue siendo su principal propuesta. De todas maneras, hay un elemento diferenciador: en el oficialismo, más allá de la desprolija interna santafesina, no hay cuestionamientos hacia quienes conducen el frente, y en la oposición, se asentó un intento más que claro de sacarse de encima el lastre de Macri (hasta su propio primo Jorge lo hizo) y no hay quién ocupe de forma clara el timón del barco. Así el naufragio puede ser el destino más cercano. 



Diarios Argentinos