Rosendo Fraga: "Los votantes de Cambiemos son antiperonistas, sus dirigentes no"

En diálogo con EPD, el analista político e historiador conceptualizó al peronismo como "una cultura política que permeó otras fuerzas", aseguró el Gobierno de Macri "fracasó" y advirtió que el primer desafío que tiene Alberto Fernández es "manejar el Frente de Todos".


En diálogo con @elloropolitico para El País Digital, el analista político e historiador Rosendo Fraga sostuvo que el peronismo "es una cultura política que permeó otras fuerzas", y, en esa línea, aseguró que "los votantes de Cambiemos son antiperonistas, sus dirigentes no".

Además, consideró que el Gobierno de Mauricio Macri "fracasó" por sus políticas económicas y afirmó que no pudo concretar su objetivo de ser "la nueva política". Sobre el gobierno de Alberto Fernández, señaló que el primer desafío que tiene el presidente electo es "manejar el Frente de Todos".

El vínculo con la política y la militancia. "Empecé desde muy chico por contexto familiar. Nunca milité, por ahí solo en centros de estudios, pero yo empecé a trabajar de periodista a los 21 y mi interés de la política se dio desde mi profesión".



El peronismo. "Esta es la décima elección presidencial que gana el peronismo en sus 74 años de su existencia. En teoría política, el peronismo es una partido dominante, pero no hegemónico, porque permite la alternancia". 

"De las diez presidencias peronistas no se terminaron dos por golpes militares. De las cinco no peronistas que hubo, cuatro no se terminaron, dos por golpe militar y dos por crisis económicas. Macri en este contexto, es el primer presidente peronista que termina un mandato pero también es el primero en dos siglos de historia argentina que se presenta a una releección y no la logra". 

Peronismo / antiperonismo. "En este momento histórico, el peronismo es una cultura política que incluso ha permeado otras expresiones de la política, y aquí plantearía una paradoja: los votantes de Cambiemos son antiperonistas, la dirigencia no".

"La grieta peronismo-antiperonismo fue la grieta más profunda en el país, inclusive mayor que la de kirchnerismo-antikirchnerismo, porque la política en ese entonces se vivió como un fenómeno violento. Para mí el kirchnerismo es una expresión de un momento histórico del peronismo".

Macri y el peronismo. "Macri estuvo afiliado al peronismo de Misiones. Fue afiliado por su amigo Ramón Puerta, porque la idea era que arranque su carrera política como senador justicialista en esa provincia. Es más el único monumento a Perón que hay en la Ciudad de Buenos Aires lo inauguró él. Es decir, Macri no tiene un prejuicio antiperonista, ahora la dinámica de la política y su estrategia electoral lo ha llevado a ser la representación más antiperonista desde el año 83 hasta hoy".

El Gobierno de Macri. "Yo creo que ha sido ante todo un fracaso económico. Uno puede decir que en la gestión de Cristina hubo estancamiento económico porque creció 0, pero con Macri ha caído 2 y medio por ciento la actividad. Y todavía no se sabe, porque es muy pronto para decirlo, si logró una fuerza de oposición al peronismo que va a quedar en el tiempo".



Elecciones: distribución geográfica del voto. "La provincia de Buenos Aires cambió de color, el resto es muy parecido. Hay dos razones: una que el conurbano tiene tasa de desempleo y de pobreza por encima del promedio nacional, y la otra es la unidad peronismo, eso jugó un papel muy importante". 

"Por otro lado, yo no veo que la franja del centro del país, caracterizada como productivista, rechace por el peronismo. Entre Ríos tiene gobernador peronista, lo mismo en Santa Fé y Córdoba, además el radicalismo perdió varias capitales de provincia".

El futuro de Cambiemos y el predominio porteño. "Macri quiere ser el líder, pero también Larreta. Esta elección ha consagrado el predominio porteño en la política nacional. Por primera vez en la historia, los dos candidatos más relevantes son porteños, Macri y Fernández. De los últimos cinco presidentes electos, tres son porteños y dos santacruceños. Esto tiene dos explicaciones: primero la reforma constitucional del 94 que estableció el voto directo para jefe de Gobierno, antes era un funcionario del ejecutivo, un intendente elegido por decreto, no tenía alcance político. Y segundo la hiperconcentración de los medios en la Ciudad de Buenos. Hoy en todo el país se ve la misma televisión, las mismas redes sociales, se escuchan las mismas radios que en Capital Federal, con la diferencia que los contenidos se hacen acá. Ahí se inserta Larreta, yo no sé si Macri se va poder imponer a su figura o viceversa".

El inicio de la crisis. "En este aspecto, hay que tener cuidado con la periodicidad, porque no es neutra. Si yo digo que empezó en los años treinta hago una interpretación, si digo más adelante, hago otra. Yo no lo tengo del todo claro, pero si uno mira los datos empíricos creo que empezó en los años 40, pero no considero que sea por culpa del peronismo. Creo hay un proceso gradual, en los últimos 70 años, la mitad gobernó el peronismo, una cuarta parte los radicales y una cuarta parte los militares, pero no se puede decir que con unos funcionó bien la economía y con los otros mal, hay muchos clarooscuros".



La mirada despectiva de Cambiemos sobre el país. "Después de las PASO, la primera reacción de Macri fue 'ustedes votaron mal', eso refleja una visión crítica de la sociedad que cuando ganaban las elecciones no la tenían. Y el discurso de grieta social se aceptó en la derrota electoral, antes era un gobierno aislado de la sociedad, que dibujaba una Argentina que no existía. Yo creo que había una subestimación de la política, que viene de la teoría de Durán Barba que le decía a Macri que leer diarios y libros o poner citas en los discursos no sirven para nada".

El macrismo y la nueva política. "En ese discurso de Macri que decía iba a empezar algo nuevo que no se conocía, que el peronismo iba a ser superado, que el radicalismo iba a ser subsumido dentro de esa estructura, ahí se puede ver que él tenía una idea fundacional. Y el resultado electoral me parece que mostró su fracaso". 



Alberto Fernández. "Es un político pragmático, no lo veo con tendencia a la utopía, sino es alguien que intentará reencausar las cosas. Ahora cuidado, las circunstancias a veces transforman y además él ahora está al frente de una coalición". 

Los conflictos del futuro Gobierno. "Manejar en política operativa una situación donde el vicepresidente aportó 2/3 de los votos no es fácil, nada más que por eso. Además, Cristina es una personalidad política muy vigorosa que viene de un triunfo no menor. Yo veo consciente a Alberto Fernández que su primer desafío va a ser manejar el Frente de Todos".

Rouvier