Represión en la marcha por Maldonado: la doble vara de la Policía

Efectivos de la fuerza reprimieron a manifestantes que participaron de un homenaje al joven. La Correpi desmintió la versión del Gobierno y cuestionó "la doble vara" de la policía a la hora de responder a las movilizaciones.

Un grupo de manifestantes que se concentró el sábado pasado en el centro porteño para homenajear a Santiago Maldonado, al cumplirse tres años de su desaparición, fue reprimido por efectivos de la Policía de la Ciudad. El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, justificó el accionar y aseguró que los agentes "redujeron a un grupo de violentos". Desde la Coordinadora contra la represión institucional y policial (Correpi) desmintieron la versión oficial y aseguran que el Ejecutivo que comanda Horacio Rodríguez Larreta "tiene una doble vara" a la hora de responder a las movilizaciones. 

Pasadas las 19 horas, 13 personas que caminaban por la Avenida Corrientes, luego de participar de la concentración que reclamó justicia por Maldonado, fueron violentamente detenidas por la Policía de la Ciudad. La agresión de los agentes fue captada por testigos que difundieron la grabación por las redes sociales. Frente a esta situación, la Correpi denunció al Gobierno de la Ciudad y apuntó contra Clarín por "legitimar" lo sucedido con una nota en la que le atribuye a los manifestantes hechos "desvinculados" de la actividad que llevaron a cabo.



El artículo del matutino reproduce la versión de la fuerza de seguridad que sostiene que se detuvo a "un grupo anarquista que produjo incidentes y agredió a policías". En consonancia con este relato, declaró hoy Santilli: "Terminada la marcha de Maldonado y Astudillo aparecieron personas con banderas del anarquismo donde rociaron a los policías con alcohol, tenían gomeras y bulones”.

Sin embargo desde la Correpi emitieron un comunicado en el que sostienen que lo publicado por Clarín "es falso" y que se trata de "una infame operación para legitimar descargada por la policía de la Ciudad, que dirigen Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Marcelo D'Alessandro".

"Adjudican a las personas detenidas un hecho totalmente desvinculado de esa actividad, ocurrido en otro lugar y probablemente en otro momento, ya que convenientemente está blurreada la fecha y hora siempre visible en las filmaciones de las cámaras de seguridad municipales", afirma el escrito emitido este lunes por el colectivo.



Además, en diálogo con El País Digital, María del Carmén Verdú, referente de la Correpi, reiteró que "en los videos que varias personas diferentes filmaron se ve con claridad cómo la policía carga contra gente que sólo caminaba, desconcentrándose después del acto". "El único 'grupo violento' es la policía", remarcó en relación a los dichos del vicejefe de Gobierno porteño.

Otros de lo señalamientos que surgió sobre el despliegue de la policía, fue la nula intervención de la fuerza en los episodios ocurridos durante una de las marchas anticuarentena en la que agredieron a un grupo de periodistas. En tal sentido, se manifestó Wado De Pedro: "Después de varias marchas anticuarentena en las que hasta agredieron a periodistas y móviles sin que apareciera ni un efectivo de la policía de la Ciudad, hoy vimos la represión a familiares de Maldonado y organismos que recordaban el aniversario de su muerte". El mensaje fue replicado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: "Wado tiene razón", subrayó.

Sobre este punto, Verdú reflexionó: "Hay una doble vara a la hora de reprimir movilizaciones o cualquier otro tipo de manifestaciones. En este caso se ve con claridad cómo actúa la policía de la Ciudad frente a los anticuarentena, que son sus votantes. Cuando esos sectores agredieron brutalmente trabajadores de prensa en el Obelisco, fueron otros periodistas quienes intervinieron en su defensa, ante la completa pasividad policial. Lo mismo ocurre si comparás la respuesta oficial (de todas las fuerzas y jurisdicciones) ante marchas por el derecho al aborto y las de antiderechos, o las movilizaciones de trabajadores y las de empresarios del campo. Sólo hay que revisar archivos periodísticos para ver cuáles fueron reprimidas y cuáles no. Se llama lucha de clases". Cabe destacar que a escasos metros de donde se produjo el operativo denunciado por la Correpi se desarrolló otra marcha en contra del confinamiento dispuesto por el Gobierno para detener el avance del coronavirus.

Por último, la organización indicó que en la grabación que la policía presentó como prueba para justificar el arresto de los manifestantes "se ve que alguien arroja algo contra la entrada de un edificio y genera unos focos ígneos en la vereda, sin movilización, marcha, banderas ni policías a la vista en los casi tres minutos de duración". "Además de ser dos hechos ocurridos en distintos lugares, y seguramente diferentes horarios, las actas de las detenciones, confeccionadas por la policía de la Ciudad, no dan cuenta del secuestro de elemento alguno de tipo explosivo. La fiscalía interviniente, a cargo del Dr. Walter López (sin ninguna simpatía anarquista conocida) no imputó delito alguno relacionado con un hecho de esas características, como uso de explosivos, intimidación pública o daño calificado, sino que utilizó lo que hace décadas llamamos “combo manifestación”, concluyeron.

Diarios Argentinos móvil