Reactivación económica y pospandemia

OPINIÓN. La política de desarrollo económico en Argentina debería ser abordada de una manera integral, teniendo en cuenta las múltiples aristas de la misma, así como de manera inteligente para terminar de este modo con las décadas de crecimiento perdido.


Una discusión válida que vale la pena tener, es cómo reactivar la economía luego de la Pandemia y a través de qué sectores. Es decir, qué áreas es posible y deseable desarrollar, y cómo, para garantizar el crecimiento de la economía y el aumento de la riqueza de manera sostenida a largo plazo.

Se debe notar que dicha discusión es de carácter multidimensional o de amplio espectro, por lo que mencionaremos un aspecto económico, uno geopolítico y uno financiero sin pretender agotar aquí la discusión.

En primer lugar, las devaluaciones del tipo de cambio de forma significativa y sostenida no llevan a aumentos de las exportaciones, aunque si a caídas de las importaciones. Es importante diferenciar en esta última, correlación de causalidad. Tal disminución no es generada por la aparición de nuevos sectores y un aumento de competitividad de la producción local de los respectivos bienes, sino más bien por la destrucción de ingreso y caída de la demanda interna que hace innecesaria su adquisición en el extranjero.

Por el lado de las exportaciones, si fuese posible a través de una simple variación del tipo de cambio crear nuevos sectores productivos, ¿por qué no se observa la aparición de los mismos luego de cada devaluación?, ¿Por qué todos aquellos países no desarrollados, no implementan dicha política alcanzando el tal ansiado desarrollo?, ¿Es realista asumir que ante una variación de precios relativos es posible ganar mercados de manera significativa?, ¿O lo que es lo mismo, es posible desplazar del mercado a otros países, incluso los desarrollados, alterando el precio relativo de la moneda internacional?, ¿La única barrera de acceso a un mercado es de precio o existen límites fitosanitarios, de seguridad nacional y ahora posiblemente de seguridad sanitaria?

En segundo lugar, la organización del tablero geopolítico mundial es una variable que no puede ser ignorada. La competencia interestatal, principalmente entre potencias y/o candidatos a Hegemón Global, a favorecido de forma asimétrica a las distintas regiones del globo. No fue lo mismo para el desarrollo económico estar ubicado en el extremo sur del continente americano a estar en la periferia de Eurasia durante la guerra fría. Por poner un ejemplo, los Estados Unidos con el 50% del PBI global luego de la Segunda Guerra Mundial, intervienen contundentemente, abriendo mercados y transfiriendo tecnología, por ejemplo, en la reconstrucción y planificación de las economías de países europeos fuera del Pacto de Varsovia, así como de Japón, Corea, entre otros. En otras palabras, la planificada reconstrucción no fue equitativamente global, sino regional, orientada a la lucha contra el Comunismo.

Actualmente la amenaza del comunismo desapareció y es cada vez mayor la disputa y rivalidad con una potencia, cada vez menos regional, en el extremo oriental de Eurasia. ¿Qué oportunidades desaparecen y cuáles se habilitan ante tal desplazamiento geopolítico?, ¿En qué dominios se está llevando dicha competencia?, ¿Es posible obtener beneficios de la misma? Preguntas que es importante analizar y responder para planificar la reconstrucción de la economía no solo luego de la pandemia sino también a largo plazo.

En tercer lugar, en un país en el cual no se emite la moneda utilizada para la comercialización de mercancías  fundamentales (trigo, maíz, petróleo, entre otros) ni la divisa en la cual se toma deuda externa, existe posibilidad de sufrir escasez de dicha moneda de forma recurrente que restrinja el desarrollo si no hay una planificación financiera estratégica que contemple el mundo desigual en el que vivimos, así como las múltiples restricciones con las que va a tener que lidiar el estado para desenvolverse en el mismo.

En resumen, el análisis, planificación y puesta en marcha de una política de desarrollo económico en Argentina debería ser abordada de una manera integral, teniendo en cuenta las múltiples aristas de la misma, así como de manera inteligente para terminar de este modo con las décadas de crecimiento perdido y las recurrentes crisis de balanza de pagos que acechan continuamente al país.

Sobre el autor

Silvio Guaita es Licenciado en Economía de la Universidad de Buenos Aires (Magna Cum Laude) y Magíster en Economía en la Universidad de San Andrés. Ha sido estudiante de doctorado en la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ). Especialista en Macroeconomía, Comercio Internacional, Crecimiento Económico y Econometría. 

Diarios Argentinos