Mario Quintana admitió que "las metas de inflación eran incumplibles"

El vicejefe de Gabinete también afirmó que la devaluación tendrá un impacto en los precios y en el crecimiento, en línea con las declaraciones de Dujovne y de Peña. Sin embargo, aseguró que al Gobierno le "sobra paño para parar una corrida bancaria".

Mario Quintana, vicejefe de Gabinete y uno de los hombres de mayor confianza de Mauricio Macri, reconoció las metas de inflación fijadas en el inicio de la gestión "eran incumplibles" y reconoció que la actual devaluación del peso "va a tener un impacto en la inflación", aunque se mostró confiado: "Nos sobra paño para parar una corrida bancaria". 

A pesar de su bajo perfil, el funcionario participó de un encuentro del Club Político Argentino, una agrupación que tiene entre sus filas a algunos integrantes de Cambiemos, como Hernán Lacunza y Pablo Avelluto. Allí, se refirió a la crisis cambiaria actual y sorprendió con una serie de autocríticas, según consignó La Nación

Quintana sostuvo que, por ejemplo, Cambiemos se equivocó en fijar metas de inflación de manera prematura en el inicio de la gestión, cuando Alfonso Prat-Gay se desempeñaba como ministro de Hacienda y Finanzas. "Eso nos generó una inconsistencia desde el momento cero. Esas metas eran incumplibles", evaluó. 

Respecto de la escalada del dólar que se sucede desde hace dos semanas, el ex CEO de Farmacity señaló que las corridas "generan ansiedad", pero aseguró que el Gobierno está haciendo "todo lo que hay que hacer" para pararla. 

"De ningún modo creo que haya una desconfianza generalizada, como sugieren algunos. Nos sobra paño para parar una corrida cambiaria. Tenemos 55.000 millones de dólares de reservas en el Banco Central", sostuvo, confiado. 

A pesar de eso, el secretarios de Coordinación Interministerial sí admitió que la devalución va a repercutir en los precios. "Va a tener un impacto en la inflación y el crecimiento, pero vamos a hacer las correcciones para que el impacto sea el menor posible", intentó tranquilizar. 

Por último, remarcó la necesidad de bajar el déficit fiscal, pero disparó contra los economistas que aparecen en la televisión y no dicen cómo. "Son los mismos que en privado nos dicen que hay que dejar sin jubilaciones a 4 millones de personas que se jubilaron por moratoria. Eso es lo que proponen y es lo que nosotros no vamos a hacer", sostuvo. 

Diarios Argentinos móvil