¿Qué dice el proyecto de Kicillof para aumentar el Impuesto Inmobiliario?

El gobernador envió a la Legislatura bonaerense la norma con aumentos en el inmobiliario rural y urbano. "Busca sostener la recaudación tributaria para atender la emergencia, y a la vez dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria", sostuvo el ministro Pablo López.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, buscará que se apruebe hoy en la Legislatura bonaerense un proyecto de ley que establece aumentos en el Impuesto Inmobiliario Rural y Urbano, con subas en promedio del 50%, adelantaron quienes tuvieron acceso al documento que preparó junto a su equipo económico, en consonancia con la inflación de 2019.

El texto, de 150 páginas, fue enviado al Senado provincial el 24, a las 14. Allí, el gobierno bonaerense plantea que "resulta indispensable contar con una ley impositiva que se enmarque en los principios establecidos en la ley de emergencia y que procure recuperar autonomía fiscal y contar con los recursos necesarios para la atención de la situación actual".

"El proyecto de Ley Impositiva 2020 busca sostener la recaudación tributaria para atender la emergencia que atraviesa la Provincia, y a la vez dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria", sostuvo el ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, a través de su cuenta de Twitter.



"En el caso del impuesto inmobiliario rural y urbano, el principio que guía la propuesta es, precisamente, la progresividad tributaria, lo que se logra mediante topes segmentados a las variaciones", añadió. 

Entre los argumentos, desde el Gobierno bonaerense sostienen que lo que busca el proyecto es actualizar los valores de los impuestos del año pasado con la consideración de la inflación de 2019, estimada por privados en casi el 55%, por lo que no incrementaría la presión impositiva en promedio en términos reales, defienden.

Establece incrementos que en promedio son del 50% para todos los sectores, pero que oscilan desde el 15 al 75%. Según se afirma, "para evitar que el esfuerzo recaiga sobre los sectores más vulnerables, que son los principales afectados por la actual crisis que atraviesan el país y la provincia". 

El tope del 75% será para quienes, por ejemplo, cuentan con un campo que supera los tres millones de pesos y posee más de 2000 hectáreas, señaló el diario La Nación.

Por el contrario, el proyecto establece exenciones impositivas para propiedades de hasta 100 hectáreas "dedicadas total o parcialmente a la producción tambera" y a las de 50 hectáreas "destinadas a la producción agropecuaria".

En ese sentido, López aseguró que, en el caso del Inmobiliario Rural, "a más de la mitad de los propietarios se les aplicará una actualización por debajo de la inflación 2019, a lo cual además se suma el descuento del 20% por pago en una cuota".

En el caso del Urbano, señaló que "además de estar exentos aquellos que poseen una única vivienda pequeña, la gran mayoría de los contribuyentes -en particular aquellos que poseen propiedades de menor valuación- afrontarán aumentos sensiblemente por debajo de la inflación".

"Esto implica que los amplios sectores medios urbanos tendrán aumentos muy moderados: el 86% de los contribuyentes afrontarán aumentos menores a 3.500 pesos para todo el año, se trata de cerca de 3,8 millones de contribuyentes de los 4,5 millones que afrontan el impuesto", argumentó en ese sentido.

Por otra parte, permitido por la suspensión del Pacto Fiscal, la provincia mantendrá el porcentaje de Ingresos Brutos. "Con relación al impuesto sobre ingresos brutos se incrementan los límites de facturación previstos para alícuotas especiales y -en líneas generales- se mantienen las alícuotas vigentes durante 2019, con excepción de algunas actividades cuya alícuota se establece dentro de los límites del Consenso Fiscal 2019", dice el documento.


Diarios Argentinos