QAnon: ¿de qué se trata la teoría conspirativa pro-Trump?

Si bien no se trata de un fenómeno nuevo, la pandemia del COVID-19 y la campaña presidencial estadounidense sirvieron como una plataforma para relanzar sus postulados.



En el último tiempo es probable que hayas escuchado o visto artículos en medios o publicaciones en las redes sociales sobre “QAnon”, la teoría conspirativa que tuvo su origen en Estados Unidos y que atribuye al presidente Donald Trump una misión de héroe. Si bien no se trata de un fenómeno nuevo, la pandemia del COVID-19 y la campaña presidencial estadounidense sirvieron como una plataforma para relanzar sus postulados. Su influencia en América Latina.


¿Qué es "QAnon"?

Este es el nombre que recibe la teoría conspirativa que afirma que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está liderando una batalla contra un “Estado profundo” que opera una red global de tráfico sexual de menores, y que relacionan fundamentalmente con representantes del Partido Demócrata. Así, por ejemplo el mensaje fundacional de "QAnon" refería a  una supuesta fuga del país de Hillary Clinton.

Según el relato de "QAnon", hay una camarilla global de adoradores de Satanás que lideran una red de pedofilia. El grupo más extremo asegura que además de abusar de niños, algunos miembros de este grupo de elite matan y se comen a sus víctimas para extraer de su sangre un químico que extiende la vida.


¿Por qué "QAnon"?

"QAnon" tiene su origen en octubre de 2017 con una publicación de una persona anónima en el sitio 4chan. Esta persona se identificaba como “Q Clearance Patriot” (Q patriota con permiso de seguridad). Este usuario, que pasó a ser conocido como “Q” y que luego por su anonimato pasó a ser “QAnon”, afirmó ser un alto funcionario de inteligencia con acceso a información clasificada sobre la supuesta guerra del ejército y Trump contra la red de traficantes sexuales de menores.

Con el tiempo, y a medida que creció su popularidad, se fueron crearon miles de cuentas y de grupos en distintas redes sociales dedicados a replicar y debatir las ideas de Q.


¿Cuál es el rol que le atribuyen a Trump?

Para los activistas de “QAnon” el presidente Donald Trump es visto como una especie de “salvador” del pueblo de Estados Unidos y del mundo. Siguiendo las ideas de “QAnon”, Trump habría sido reclutado por un sector del Ejército para llegar a la presidencia de Estados Unidos y desde allí combatir a esta red de pederastas que controla la política, los medios de comunicación, el mundo del espectáculo, el ámbito religioso y hasta la Justicia.

Aunque Trump nunca hizo referencias directas a “QAnon”, sí ha retuiteado cuentas vinculadas a este movimiento. Además, los activistas encuentran señales de apoyo en sus discursos y hasta en su vestimenta. Por convicción o  solo por estrategia es esperable que el “QAnon” tenga un lugar relevante en lo que resta de la campaña presidencial de Trump.


“QAnon” y política

Las próximas elecciones en Estados Unidos y la candidatura de Trump resultaron un escenario propicio para la expansión de estas teorías conspirativas. “QAnon” suma  adeptos entre los seguidores de Trump. Un sector de la extrema derecha estadounidense se siente convocado con este discurso que a su vez involucra otras causas afines al presidente estadounidense como la militancia antivacunas,  las protestas anticuarentena y el rechazo hacia las protestas de Black Lives Matter.

Tal es así, que en un reciente artículo de New York Times se refieren a este movimiento como una “teoría de conspiración de amplio espectro” o “paraguas” porque "evoluciona de manera constante y agrega nuevas características y afirmaciones”. Van sumando causas afines a sus postulados e ideas, mientras mantienen como idea central la creencia de la existencia de una camarilla pedófila global liderada desde el Partido Demócrata estadounidense.

Siguiendo esta teoría, la reelección de Trump es fundamental para continuar la “guerra” contra el “Estado corrompido”. Pero no sería el único que “batalla” desde el Gobierno. Dentro del Partido Republicano surgieron figuras que abiertamente sostienen la teoría conspirativa de “QAnon”. Es el caso de Marjorie Taylor Greene, quien ganó la primaria republicana en el 14º Distrito Legislativo de Georgia y tendría un lugar asegurado en el Congreso. Trump aseguró que Greene es una “futura estrella republicana”.

Conforme una investigación de la ONG Media Matters for America, que reprodujo Infobae, en lo que va de la campaña de Estados Unidos “al menos 75 aspirantes a una banca en el Congreso manifestaron algún grado de simpatía por QAnon”.


“QAnon” y las redes sociales

Este fenómeno tiene su origen en el sitio 4chan y desde ahí migró a las diferentes redes sociales donde se potenció su mensaje, fundamentalmente durante los últimos meses. Al respecto, un artículo de The Wall Street Journal resaltó que el número de miembros de diez grandes grupos de Facebook dedicados a QAnon creció más del 600 por ciento desde el inicio de la pandemia.

La difusión de fake news es un práctica constante. Por eso, algunas redes sociales reaccionaron y fijaron límites a estos grupos. Según precisó la BBC, Facebook anunció la semana pasada el cierre de más de 790 grupos, 100 páginas y 1.500 anuncios vinculados a esta teoría conspirativa. Además, impuso "restricciones" a otros 1.950 de esos grupos, 440 de sus páginas y 10.000 cuentas de Instagram. Twitter también adoptó medidas en este sentido.


Hasta acá “QAnon” parecería ser un fenómeno propio de Estados Unidos, sin embargo, llamativamente estas teorías están penetrando en distintos países de América Latina. Hay grupos “QAnon” en Costa Rica, Colombia, México, Panamá, Brasil e incluso en Argentina. 

Todos estos grupos replican la teoría conspirativa de Estados Unidos, pero como señala The New York Times, en otros países sirve de “paraguas” para vincularse en torno a otras causas por ejemplo la negación acerca de la gravedad del COVID-19, la militancia antivacunas, la subestimación sobre las consecuencias del cambio climático, entre otras.




Diarios Argentinos