¿Puede Lula salir de la cárcel?

Ayer la Corte Suprema resolvió limitar las delaciones premiadas que involucran al expresidente de Brasil de la órbita del juez Sergio Moro. La decisión podría hacer caer la condena contra el líder del PT.

La situación penal del expresidente de Brasil Lula da Silva no está definida. Ayer, la Corte Suprema tomó una decisión que mejora sus perspectivas de recuperar la libertad. El Supremo Tribunal Federal (STF) le quitó la jurisdicción al juez Sergio Moro de todas las delaciones premiadas del grupo Odebrecht que involucraban al líder del PT. Moro había basado su condena en el testimonio de uno de esos arrepentidos. Por eso, la decisión del máximo tribunal podría hacer caer la sentencia contra Lula.

Los miembros del STF acotaron el ámbito de competencia del juez Moro. Resolvieron que las delaciones que involucran al exmandatario no se vinculan con el sistema de coimas de Petrobras y, por lo tanto, fueron excluidas de la investigación del Lava Jato, a cargo del magistrado de Curitiba. La Corte envió, así, los casos relacionados con Lula a la Justicia federal de San Pablo, donde ocurrieron los presuntos delitos que se le imputan.

La decisión del STF está en línea con lo que había planteado la defensa del expresidente durante el juicio oral: que el departamento que le habrían dado a Lula en concepto de soborno no tiene nada que ver con el Lava Jato y, por lo tanto, no debía ser juzgado por Moro, cuya competencia debería limitarse exclusivamente a los casos de corrupción derivados de la empresa Petrobras. Primero, Moro y, después, el Tribunal Federal Regional 4 hicieron caso omiso a este precepto y condenaron al dirigente metalúrgico en primera y en segunda instancia. Pero ahora la Corte revisó este punto.

La resolución del STF abre la puerta para anular la condena del departamento en el balneario de Guarujá, causa por la que está encarcelado Lula. Si se cae el testimonio de Leo Pinheirio, el empresario “arrepentido” que inculpó al exmandatario, se disuelve el núcleo de las pruebas sobre las que Moro basó su acusación y sentencia. Además, el juez de Curitiba se quedaría privado de juzgar a Lula en otras causas, que también pasarían a la Justicia de San Pablo.

De todos modos, el líder del PT tiene otros motivos para preocuparse. La Policía Federal firmó en las últimas horas un acuerdo de delación premiada con su antiguo ministro de Economía Antonio Palocci, que también ofició como jefe de gabinete de Dilma Rousseff. Palocci está preso desde hace un año y medio y está condenado a 12 años de cárcel por corrupción pasiva en el caso Odebrecht.

Diarios Argentinos