Crece la incertidumbre en la provincia tras un nuevo fracaso de la paritaria docente

El gobierno repitió el techo del 15%, pero admitió que es insuficiente al incluir en la oferta una nueva reunión en agosto para negociar el resto del año. Médicos y Judiciales aún esperan convocatoria, mientras que ATE y UPCN deben renegociar en septiembre.

Tras el fracaso de una nueva reunión paritaria con los maestros de la provincia de Buenos Aires, crece la incertidumbre entre el resto de los sectores sindicales que todavía deben cerrar un acuerdo o renegociar el aumento firmado en la primera mitad del año que ya fue superado por la inflación acumulada, mientras que desde el Frente de Unidad Docente ya hablan de una paro por 72 horas para la semana que viene.

Como había trascendido en las horas previas a la reunión, el gobierno de María Eugenia Vidal insistió una vez mas con un aumento del 15% en 5 tramos para los primeros 7 meses del año, mas un plus del 1,7% en concepto de "material didáctico" para superar por 0,7% la inflación acumulada al mes de junio de este año.

Los dirigentes del sector docente, pero también los médicos y judiciales esperaban un ofrecimiento de por lo menos 20 puntos y/o la inclusión de la cláusula gatillo. Sin embargo con los números que puso sobre la mesa el ejecutivo y a pesar de la explicación que luego de la reunión dieron los ministros de Vidal, los salarios quedarían por debajo de la inflación, ya que con las proyecciones del mes de julio se espera que el acumulado roce los 18 puntos.

Sorpresivamente, el ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez, aseguró que “la propuesta fue superadora” porque está “por encima de los números del INDEC”, a pesar de que el salario que cobrarían los maestros en el mes de agosto sería del 16,7%, cuando la inflación hasta junio fue del 16%, es decir que para que le ganen a la inflación los números de este mes deberían estar por debajo de un punto, lo que parece prácticamente imposible de acuerdo a las proyecciones económicas del propio INDEC.

“Escuchamos que es la misma propuesta y esto no es así. Cuando nos comenzamos a reunir, la oferta era de un 15% anual y hoy estamos en un 15% a julio, más el aumento del material didáctico”, puntualizó Suárez para tratar de justificar la rigidez del ejecutivo en no firmar un acuerdo por encima del techo fijado para la paritaria salarial a principios del año.  

Indirectamente el gobierno admitió que el acuerdo es insuficiente al incluir una nueva reunión en agosto para cerrar un nuevo acuerdo para los 5 meses finales del año. Es decir, un mes antes de la aplicacón de la claúsula de reapaertura de la negociación que se firmó con los sectores dialoguistas que van a perder por lo menos un trimestre completo frente al aumento de precios.

La realidad es que incluso en algunos ámbitos del oficialismo se esperaba una oferta capaz de destrabar la negociación y cerrar de una vez por todas la paritaria docente para evitar nuevas tensiones en un final del año que se advirte complicado por el recorte de presupuesto en materia de obra pública y la baja generalizada del consumo no solo en la provincia, sino a nivel nacional.

El problema es que en medio de la negociacón con el gobierno nacional para definir el monto y las áreas del recorte, un mejor acuerdo con los maestros podría haber generado una avalancha de reclamos del resto de los gremios estatales, lo que hubiera complicado el equilibrio de los números de la provincia. “No te olvides que a esta reunión la ordenó la justicia”, reconoció un funcionario del área económica, admitiendo que no estaba en los planes del gobierno ni convocar a los maestros ni aumentar la oferta, al menos hasta no tener mayores certezas sobre el alcance del recorte necesario para cumplir con el FMI.

San Martín móvil