Presente y futuro de la producción pública de medicamentos en Argentina

El rol de los laboratorios públicos para colaborar en el acceso a la salud de la población, la formación de profesionales y el desarrollo regional.


El pasado lunes 27 de julio, en el tercer encuentro del ciclo de charlas de la Agrupación Rolando García "¿Qué posibilidades tiene el desarrollo científico tecnológico en la Argentina de hoy?", nos encontramos con Gastón Morán y Ana Lía Allemand para dialogar sobre la producción pública de medicamentos (PPM) en la Argentina. Morán es bioquímico y magíster en políticas públicas y es actualmente el Presidente de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP). Allemand es farmacéutica, docente de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR) y directora del Laboratorio Académico de Desarrollo y Elaboración de Medicamentos, dependiente de dicha Universidad.

La salud debe ser entendida como un bien social, público y colectivo, ya que nuestra constitución contempla el derecho al bienestar general de la población y éste incluye a la salud. Consideramos que el Estado debe arbitrar los medios para garantizar este acceso a la salud, que no incluye sólo la posibilidad de la población de ser atendida en hospitales y centros de salud públicos, sino que también implica el acceso a los medicamentos necesarios. De esta forma, el Estado juega un rol fundamental en la provisión de medicamentos, independientemente de dónde sean producidos.

La industria farmacéutica en nuestro país es fuerte y diversa, con gran variedad de laboratorios productores nacionales e internacionales, con capacidad de proveer las demandas del Estado. Pero, ¿qué sucede cuándo el costo de los medicamentos a adquirir es abusivo?, ¿qué pasa cuando una enfermedad no dispone de tratamiento porque no es un nicho suficientemente rentable para la industria farmacéutica privada? Algunas respuestas y soluciones pueden llegar por parte de los laboratorios de PPM, que pueden: producir medicamentos para proveer directamente al Estado, establecer precios testigos para los medicamentos otorgando al Estado herramientas de negociación en la compra de medicamentos, modificar el impacto en la balanza comercial (actualmente el sector es deficitario) y actuar como herramientas de soberanía abordando tratamientos necesarios para la población argentina que son ignorados por la industria privada. Todo ello, sin afectar el desarrollo de la industria privada argentina, que genera gran número de fuentes de trabajo calificado y provee medicamentos a la población con distintos tipos de coberturas de salud.

La consideración de los medicamentos como bienes sociales se encuentra incluida en la Ley N° 26.688 (Julio de 2011), que declara de interés nacional la investigación y producción pública de medicamentos, materias primas para la producción de medicamentos, vacunas y productos médicos. Y se consideran laboratorios del Estado nacional, provincial, municipal y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de las fuerzas armadas y de las instituciones universitarias de gestión estatal, incluidos en esta producción pública. Estos laboratorios de PPM se encuentran bajo la coordinación de la ANLAP (creada por la Ley N° 27.113 hacia fines del año 2014 y reglamentada en 2015), cuya misión es fortalecer la PPM. En palabras de Morán: "ANLAP viene a ordenar una red de laboratorios preexistentes, de administración independiente y de carácter federal". La PPM hoy está enmarcada en la política nacional de medicamentos y depende del Ministerio de Salud de la Nación, bajo la órbita de la Subsecretaría de Medicamentos e Información Estratégica. Por su parte, en febrero de este año, se creó el Consejo Asesor para la Política Nacional de Medicamentos, que incluye muchos actores con distintos roles: organismos financiadores (como PAMI y COSSPRA), otros relacionados con la producción (como ANLAP) y con aspectos regulatorios (ANMAT). Estos múltiples actores son llamados a intervenir, para discutir sobre la política nacional de medicamentos.

Actualmente, más de 30 laboratorios de todo el país se encuentran dentro de ANLAP, que propone un acompañamiento, entre otras cuestiones, en temas regulatorios y ofrece un soporte financiero con el fin de fortalecer la matriz productiva de los laboratorios.

Si bien existen laboratorios públicos con varias décadas de funcionamiento, el Laboratorio Académico de Desarrollo y Elaboración de Medicamentos de la UNLaR “nace en el 2011, con 3 ejes fundamentales: vinculación social, constitución de una unidad didáctico-productiva y una finalidad netamente didáctica; no busca salir a competir con la industria privada sino buscar una sinergia”, en palabras de Allemand. “El fortalecimiento didáctico no sólo incluye a la carrera de Farmacia. A pesar de encontrarse aún en proceso de construcción, el laboratorio permite la formación de estudiantes de carreras como Ingeniería y Arquitectura, que utilizan la planta para estudiar sistemas complejos involucrados, como los sistemas de aguas y de aire comprimido” (ya que el agua a utilizar en una planta farmacéutica debe cumplir requerimientos particulares).

Un punto interesante para resaltar en la instalación del laboratorio de la UNLaR está relacionado con el equipamiento necesario para la PPM. Si bien ciertos equipos son importados, especialmente en el ámbito del control de calidad de los medicamentos, es posible adquirir otro equipamiento a industrias nacionales, impactando de esta forma en tecnología desarrollada en nuestro país. Incluso se colaboró desde el laboratorio en el desarrollo de tecnología de industria nacional para ser utilizada en proyectos particulares. En palabras de Allemand y relacionado con la fuerte impronta docente del laboratorio: “aprendemos todos y lo compartimos”.

Pero los procesos para llegar a fabricar un medicamento son complejos. Morán comentó que “la manufactura de un medicamento es el último paso de todo el tren de producción del medicamento, que  se inicia con la investigación y el desarrollo (I+D) hasta llegar a la producción.” En este contexto, es importante mencionar el interés de ANLAP por promover que la I+D de nuevos medicamentos pueda incluir a los laboratorios públicos. En este sentido, existen distintos caminos para promover desde ANLAP los primeros pasos en I+D, como la interacción con el CONICET, en la primera convocatoria de becas co-financiadas ANLAP-CONICET para realizar trabajos de investigación de doctorado (5 años) o posdoctorado (2 años) en cooperación entre grupos de investigación y laboratorios de PPM. Otro enfoque planea buscar acuerdos de cooperación con la industria privada, búsqueda en donde ANLAP se encuentra trabajando activamente junto al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Por otro lado, también se buscan conocer desde ANLAP los proyectos de investigación relacionados con el desarrollo de nuevos medicamentos, llevados adelante por grupos de investigación tanto en universidades como en institutos de investigación. La forma de conocer estas líneas de investigación es a través del diálogo abierto con instituciones como el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el CONICET, en pos de evitar el solapamiento de financiamiento y encontrar proyectos cuyo desarrollo posterior pueda incluir a la ANLAP y a los laboratorios públicos como actores productivos.

Estos planes de desarrollo también se plantean en forma particular en la UNLaR. Mientras el laboratorio busca finalizar las obras y tramitar la habilitación de la ANMAT para producir medicamentos, trabajan con la provincia en la búsqueda de necesidades sanitarias regionales. Sin embargo, no sólo se preocupan por su región, Allemand destacó que “ANLAP nos congrega, somos una red. Si bien conocemos nuestro lugar para saber la realidad de nuestra provincia, también es necesario conocer las realidades nacionales para fortalecer el funcionamiento de la red y de ANLAP. Y buscar las virtudes de cada laboratorio. De esta forma, ver cómo nos ensamblamos para dar respuestas”.

Es innegable que el apoyo a la ciencia, la tecnología y la innovación, es un pilar fundamental para el bienestar y el desarrollo del país. Existen múltiples demostraciones de esto, quizás las más resonantes actualmente se encuentran relacionadas al diagnóstico, tratamiento y prevención de la COVID-19. En este sentido, la promoción de la PPM cubriendo demandas conocidas, y el acercamiento de la ANLAP a la ciencia, la tecnología y la innovación para cubrir demandas futuras, son pasos firmes en el camino de desarrollo que celebramos y sostendremos. Entendemos que ello es parte del camino para mejorar el acceso a los medicamentos y, por ende, a la salud.

La puesta en común de distintas problemáticas relacionadas con el desarrollo del país en general y con la ciencia, la tecnología y la innovación en particular, son siempre celebradas. En instancias hoy virtuales por necesidad, nos convocamos para escuchar, pensar y debatir sobre futuros posibles. El lunes 9 de agosto a las 18 horas está programado el próximo encuentro del ciclo, focalizado en tecnología satelital. Les esperamos en nuestro canal de YouTube.


Sobre el autor

Daniel González Maglio es Docente por la Universidad de Buenos Aires. Investigador del CONICET. Integrante de la Agrupación Rolando García. 

Diarios Argentinos