Macri se reunió con intendentes y prometió "una inflación de un dígito en diez años"

En el encuentro que se llevó a cabo en Olivos, el presidente ratificó el rumbo del Gobierno y exhortó a los jefes comunales a "luchar contra el miedo y la resignación" que intentan imponer "los predicadores de la mentira" .

El presidente Mauricio Macri compartió hoy un almuerzo en la Quinta de Olivos con intendentes de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires, donde actualmente el oficialismo no tiene buenos números y se sienten con dureza las consecuencias de la recesión que atraviesa el país. 

Durante el cónclave, el presidente exhortó hoy a los jefes comunales a seguir trabajando con "coraje y con convicción" para demostrar que "con gestiones honestas y obras podemos transformarle la vida a la gente".

Macri sostuvo que "la batalla mayor que tenemos es luchar contra el miedo y la resignación" que intentan imponer "los predicadores de la mentira" y pidió a los jefes comunales que continúen "dando testimonio de lo que están haciendo".

"Con gestiones honestas y obras que le transforman la vida a la gente y resistiendo la tentación de ceder a la presión de aquellos que pretenden que concedamos algo que no va agregar valor el día después", advirtió.

Y en esa línea, agregó: "La cloaca tiene valor, porque con esas obras curamos la salud de los chicos, evitamos una enfermedad. Las rutas tienen valor, porque garantizan la seguridad vial y permiten que nuestros camiones transporten granos y mercaderías".

 Macri remarcó que "ya tenemos anclajes para demostrar que este camino de cambio está en marcha" y subrayó que "claramente necesitamos ratificarlo como comunidad" este año en las elecciones.

Sostuvo que el desafío sigue siendo "dejar el populismo atrás" y reafirmar la decisión de que "vamos a ser un país que cree en el trabajo, en el diálogo, en fortalecer las instituciones, nuestra calidad democrática y las relaciones con el mundo".

"No tengo ninguna duda de que si nosotros persistimos en este camino en 10 años vamos a tener un país con una pobreza e inflación de un dígito y con un sistema financiero que le permitirá crecer y desarrollarse a las pymes", apuntó.


"No tengo ninguna duda de que si nosotros persistimos en este camino en 10 años vamos a tener un país con una pobreza e inflación de un dígito".


El objetivo de Macri fue darles un mensaje de apoyo de cara a la dura campaña que se viene. El presidente sabe que, además de volver a ganar la presidencia, debe hacerse fuerte en la provincia. Sin embargo, en muchos municipios las batallas ya se dan por perdidas dentro de Cambiemos. 

El presidente busca además, a esta altura, es "fidelizar" a los propios, a la luz de las experiencias de La Pampa y Córdoba, donde el radicalismo se rebelo y el oficialismo irá dividido. Lo último que quiere es que más aliados se despeguen de su figura. 

Más allá de eso, la crisis golpeó fuerte y, además, no hay señales de que la situación pueda mejorar en el corto plazo. Por eso, el eje de la campaña a nivel nacional se anticipa centrada en temas como la seguridad y el narcotráfico, tocando lo menos posible la coyuntura económica. En suelo bonaerense, eso parece más difícil. 

Este no fue el único encuentro con intendentes: mañana el jefe de Estado se reunirá en San Miguel del Monte con el grupo de "Los Sin Tierra", aquellos candidatos de Cambiemos que disputarán territorios gobernados por peronistas. 

Entre ellos, los postulantes del oficialismo que intentarán quedarse con distritos claves del Conurbano como La Matanza, Florencio Varela, Almirante Brown, Esteban Echeverría y Hurlingham, que parece muy difícil, ya que son los más hostiles para el macrismo y los más golpeados por la situación económica. 

Diarios Argentinos móvil