Prat Gay-Caputo: discrepancias sobre la oferta y responsabilidad en la deuda

El primero cuestionó la negociación que lleva adelante el gobierno de Fernández con los acreedores privados. El segundo, en cambio, la elogió. ¿Cuál fue el rol de cada uno en los años del macrismo?


El Ministerio de Economía Nacional, encabezado por Martín Guzmán, presentó este este domingo una nueva propuesta de canje de deuda a los acreedores externos, en lo que calificó como "el último y máximo esfuerzo" que puede realizar el país, y la oferta generó opiniones diferentes dentro del macrismo.

Mientras el exministro de Finanzas Luis "Toto" Caputo la elogió y opinó que es "muy buena", otro exministro macrista, Alfonso Prat-Gay, la criticó y aseguró, de forma irónica, que representa "un manual de cómo no se debe negociar". 

"Muy buena propuesta de Canje. Con niveles de NPV (valor actual neto, en español) aceptables para los acreedores y acordes a las posibilidades del país. Muy buen diseño de los incentivos, desalentando el ser holdout. Una propuesta justa que debiera tener una alta participación", manifestó Caputo en su cuenta de Twitter, en un elogio inesperado al gobierno de Alberto Fernández.

Diferente fue la posición que tomó Prat-Gay, exministro de Hacienda y Finanzas durante el primer año de gestión de Mauricio Macri. "Fue la cuarta "última propuesta":Promesa de pagos por US$ 15.000 millones más que en la primera.Más que un precedente mundial, un manual de cómo NO se debe negociar", escribió el exfuncionario, también por Twitter.

La propuesta presentada por el Gobierno argentino plantea, basicamente, que los bonistas que adhieran primero obtengan un promedio de USD 53,5 de recupero, contra los USD 52,2 que obtendrán los acreedores que se verían forzados a ingresar en caso de que se supere el piso del 66% que imponen las cláusulas de acción colectivas (CAC) de los bonos emitidos a partir de 2016 y del 75% para los bonos del canje 2005. Para estos últimos títulos, el valor presente será de USD 57.

"La presente oferta, así como el contenido de la propuesta de tratamiento a la porción de deuda en moneda extranjera emitida bajo legislación argentina, constituye el máximo y último esfuerzo que la Argentina puede hacer para con sus acreedores", reza el comunicado con el que se dio a conocer la propuesta. 


Pray-Gay, Caputo y la deuda del macrismo

"El aumento de la deuda no es preocupante", decía Prat-Gay en septiembre de 2016, cuando todavía comandaba el Ministerio de Hacienda y Finanzas, durante el primer año del gobierno de Macri. Por entonces, el nivel de endeudamiento en menos de 12 menos de gestión comenzaba a preocupar.

Prat-Gay lo colocaba en términos circunstanciales, solo como un instrumento temporal para lograr la reducción del déficit fiscal sin realizar un ajuste tan brusco hasta lograr el ansiado, y nunca alcanzado, crecimiento económico a través de la ya famosa "lluvia de capitales"- El tiempo, finalmente, hizo comprender que el endeudamiento era en realidad una de las principales políticas del macrismo.

A menos de nueve meses de iniciado el gobierno de Cambiemos, Prat-Gay había emitido casi 50 mil millones de dólares en deuda, incluyendo a las provincias. El Ejecutivo nacional ha emitido cerca de 38.925 millones de dólares, mientras que las provincias con Buenos Aires 5.850 millones, más 650 millones prontos a emitirse por las provincias de Santa Fe (500) y Tierra del Fuego (150). 

La deuda crecía así un 7,6% respecto de fines de 2015 y el total de la deuda pública representaba 55% del PBI, casi 12% mayor a los niveles del año anterior, en 2015, cuando correspondía al 43,7%. Todo eso en menos de un año de gestión, lo que ya despertaba preocupación entre la oposición por lo que suponía como el inicio de un nuevo ciclo de endeudamiento externo.

Caputo, por su parte, estuvo desde el comienzo hasta casi el final del gobierno de Macri, aunque en diferentes puestos. La confianza depositada en él por parte del propio expresidente  y las expectativas por su figura fue tanta que hasta dentro de la Casa Rosada lo llamaban "el Messi de las finanzas". 

Ex JP Morgan y Deutsche Bank, Caputo encabezó primero la Secretaría de Finanzas y fue el elegido para llevar adelante las primeras negociaciones con los fondos buitre. Tras la salida de Prat-Gay en diciembre de 2016, el Ministerio de Hacienda y Finanzas se dividió, y "Toto" subió de rango, convirtiéndose en el titular del entonces nuevo Ministerio de Finanzas. 

Pero no fue todo: en junio de 2018, en plena crisis por la brutal devaluación, Caputo desembarco en el Banco Central, como reemplazo de Federico Sturzenegger, cargo en el que iba a durar solo tres meses, hasta su salida definitiva del gobierno de Cambiemos.

Con varios escándalos y denuncias en su contra durante su paso por la administración pública, Caputo fue parte fundamental de los 307.656 millones de dólares que la gestión macrista emitió en sus primeros tres años de Gobierno, con lo cual trepó al 95% del PBI. Fue el encargado, por ejemplo, de emitir el ya conocido y cuestionado bono con un plazo de 100 años, por el que fue denunciado penalmente.

Diarios Argentinos móvil