¿Por que una decisión de la Corte retrasaría el primer juicio contra CFK?

El máximo tribunal pidió el expediente al TOF 2 para resolver todos los planteos de las defensas. Sin él, no podrá comenzar y parece difícil que los cinco ministros lleguen a una conclusión antes del 21 de mayo, la fecha prevista para el inicio.

La Corte Suprema de Justicia le pidió al Tribunal Oral Federal (TOF) 2 el expediente del juicio oral contra Cristina Fernández de Kirchner por las supuestas irregularidades en la obra pública en Santa Cruz, que, en principio, tiene previsto como fecha de inicio el 21 de mayo, pero que ante esta solicitud del máximo tribunal podría podría ser reprogramada. 

Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda, cuatro de los cinco ministros de la Corte -el restante es Carlos Rozenkrantz-, solicitaron al TOF el expediente de más de 50 cuerpos, por el que también se encuentra elevado a juicio el empresario santacruceño Lázaro Báez y los exfuncionarios Julio de Vido y José López, entre otros. 

La defensa de Cristina había realizado planteos por una serie de acciones consideradas como irregularidades. Por ejemplo, el rechazo de ciertas medidas de prueba, como la presentación de testigos para un análisis comparativo de las empresas de Báez con las que se beneficiaron con contratos de obras públicas durante sus dos gestiones. 

En agosto de 2015, durante el último año del segundo gobierno de Cristina, De Vido (por entonces ministro de Planificación Federal) publicó un ranking de las compañías que habían conseguido mayor cantidad de contratos de obra pública durante los 12 años de kirchnerismo. El Grupo Austral, de Báez, estaba en la ubicación número 36. 

También los abogados de De Vido habían presentado un recurso de queja por la inclusión del juez Andrés Basso como integrante del tribunal que llevará adelante el juicio y las defensas de Cristina y Carlos Kirchner (primo de Néstor) habían pedido que la causa sea remitida a la Justicia de Río Gallegos. Sin embargo, ambos planteos fueron rechazados por la Sala IV de Casación. Ahora, la Corte buscará revisarlos a todos. 

Pero, además de todo eso, aún está pendiente el tema de la demanda civil que el gobierno de Mauricio Macri presentó en 2016 junto con la denuncia penal para pedir una indemnización al Estado nacional por las presuntas irregularidades. Mientras que el TOF 2 afirmó que el planteo debe tramitarse en la Justicia Civil y Comercial Federal, la jueza de ese fuero, Alicia Pérez, sostuvo que corresponde al fuero Contencioso Administrativo Federal. 

Por su parte, la defensa de Cristina acudió a la Corte Suprema para pedir que esa demanda civil sea tratada, al igual que la penal, en el juicio oral y público con fecha para el 21 de mayo.


Diferentes criterios dentro de la Corte 

Rosenkrantz, presidente de la Corte Suprema, opinó que estos asuntos no deben ser resueltos por el máximo tribunal de Justicia. Pero sus cuatro colegas consideraron que es necesario tratar el asunto, por lo que el secretario penal, Fernando Arnedo, envió anoche un oficial a Jorge Gorini, presidente del TOF 2, para que sea enviada la causa. 

De esta manera, al no contar con el expediente, el tribunal a cargo del juicio no podrá desarrollarlo, ya que en el debate es necesario cotejar las constancias originales. Y, teniendo en cuenta que no hay tiempos prefijados para una resolución, resulta poco probable que los ministros de la Corte lleguen a una conclusión antes del 21 de mayo.

Diarios Argentinos móvil