¿Por qué no seguirán los descuentos del 50% del Banco Provincia?

El presidente de la entidad, Juan Cuattromo, criticó la gestión. Sostuvo que el plan fue "una estrategia de marketing que implicaba un alto costo". "Distorsionó todo el balance del banco", aseguró.


El presidente del Banco Nación, Juan Cuattromo, apuntó contra la gestión anterior durante el gobierno de María Eugenia Vidal y cuestionó el descuento del 50% que se aplicaba para todas las compras con tarjetas de la entidad, al sostener que fue "una estrategia de marketing que implicaba un elevado costo de alrededor de $8000 millones".

"La política del 50% fue lo suficientemente onerosa como para distorsionar todo el balance del banco, con un costo total de unos $8000 millones que equivalen al resultado de un año. Ninguna otra entidad pública de la anterior administración hizo algo así, nunca. Tampoco las privadas", planteó en diálogo con El Cronista.



Cuattromo denunció que "no era algo del banco", sino que "venía impuesta por la provincia y por eso se terminaron poniendo los activos en inversiones financieras". Por eso, confirmó que los descuentos "no seguirán". "Nosotros acompañamos la campaña de verano con muchos descuentos, pero lo hacemos con responsabilidad", manifestó.

Al ser indagado sobre cómo encontró al Banco cuando asumió, el actual titular se diferenció de la gestión anterior: "Tenían prioridades muy distintas a las que tenemos para la banca pública. La situación financiera era potencialmente complicada, por el financiamiento y por la propia estrategia de la administración de la gestión anterior de invertir buena parte de sus activos en Leliq".

"Por otro lado, encontramos predisposición para dar vuelta la página de parte de los trabajadores y trabajadoras. Fueron cuatro años duros para ellos y quieren poner al banco a funcionar. Vamos a anunciar la primera línea de crédito centrada en pymes y pequeños productores en pocos días y desde la semana que viene vamos a estar muy presentes con la Tarjeta Alimentaria en toda la provincia", añadió.

San Martín móvil