¿Por qué Buenos Aires es la madre de todas las batallas?

La centralidad de la provincia en cada elección es innegable y a la vez razonable por el peso que tiene en el padrón nacional. Conocé cómo influye cada provincia en el resultado nacional.


La centralidad de la provincia de Buenos Aires en cada elección es innegable y, a la vez, razonable dado que representa casi el 37 por ciento del padrón nacional; incluso es el distrito que más votantes sumó desde las últimas elecciones. Por estos números es que la elección en esta provincia fue calificada como “la madre de todas las batallas”. 



Su influencia en el resultado nacional es palpable pero, ¿qué pasa con el resto de las provincias?


El padrón nacional sumó 737.322 personas respecto de las elecciones 2017, de las cuales el 37 por ciento vive en la provincia de Buenos Aires (principalmente en La Matanza, Moreno y Florencio Varela). De esta forma, la provincia acentúa su peso de cara a las PASO del 11 de agosto y todas las miradas están puestas en la pelea entre la fórmula oficialista de Juntos por el Cambio, encabezada por la gobernadora María Eugenia Vidal, y la del Frente de Todos conformada por Axel Kicillof y Verónica Magario, actual intendenta de La Matanza.

Otros distritos también sumaron electores pero en menor proporción, así le sigue Neuquén con un 3,8% que equivale a la incorporación de 18.638 votantes. Y a continuación: Chaco (3,8%), Tierra del Fuego (3,7%), Jujuy (3,6%), Salta (3,5%), Corrientes (3,4%), Río Negro (3,4%), San Luis (3,4%) y Santiago del Estero (3,3%). En el otro extremo, el distrito que menos electores sumó fue la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) con solo un 0,3% (8.589 personas).


¿Cuál es el peso electoral de cada provincia?

El peso electoral de cada provincia está dado por la cantidad de electores habilitados. Estos números determinan una mayor atención durante la previa electoral sobre algunos distritos porque, sin dudas, no es lo mismo obtener un buen resultado en la provincia de Buenos Aires que en cualquiera de las otras.



Buenos Aires está a la cabeza con el 36,98%, seguida de Córdoba que representa el 8,71% y Santa Fe el 8,18%. A continuación se ubica la Ciudad de Buenos Aires (7,65%), Mendoza (4,22%) y Tucumán (3,68%). Mientras que las que menos peso tienen son Tierra del Fuego (0,40%), Santa Cruz (0,75%), La Rioja y La Pampa (0,85% ambas) y Catamarca (0,94%).

Tal es el peso de la provincia gobernada por Vidal que para compensarlo no alcanza con sumar los votantes de distritos fuertes como Córdoba, Santa Fe, Mendoza y CABA. Habría que sumarle por lo menos los de Tucumán, Entre Ríos, Santa Cruz y La Rioja.


El fenómeno de La Matanza

Si bien se destaca el peso electoral de la provincia de Buenos Aires, es el Conurbano el que inclina la balanza y, entre ellos, un capítulo especial es para La Matanza, la localidad más populosa del país y donde se registró una suba importante en el número de votantes desde la elección de 2017. Hoy cuenta con 1.087.303 electores de los casi 12 millones con los que cuenta la provincia.

En términos electorales, La Matanza, que es un municipio, queda atrás solo de 4 provincias: Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Tucumán; y de CABA. Con estos números no parece menor la decisión de elegir a la actual jefa comunal como la compañera de fórmula de Kicillof por el Frente de Todos para competir por la gobernación bonaerense; y, además, impulsar la vuelta a la intendencia de Fernando Espinoza, que se desempeñó en el cargo entre 2005 y 2015.

En la provincia de Buenos Aires todos los candidatos nacionales se juegan unos puntos definitorios. Si alguna de las agrupaciones alcanzase el 50% de los votos en el Conurbano bonaerense, cosecharía 12 puntos porcentuales en el resultado nacional y eso puede ser decisivo. Con estos números, ¿hay alguna duda de que el escenario de la "gran batalla" será el distrito gobernado por Vidal?  


Rouvier