Por la inflación, la Asignación por Hijo pierde poder adquisitivo

Así lo sostuvo un estudio que realizó el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) al argumentar que el programa social creció un 32 por ciento este año, mientras que las mediciones de la inflación giran alrededor del 40.

A través de un informe, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) sostuvo que la Asignación Universal por Hijo pierde poder adquisitivo durante 2016. Según detalló el documento, el programa social recibió para este año una mejora del 32 por ciento, mientras que las mediciones de la inflación proyectadas giran alrededor del 40.

En la actualidad, los 3,8 millones los beneficiarios de la AUH y pensión por embarazo cobran 966 pesos, mientras que en septiembre percibirán el 32 por ciento de ajuste, es decir, cobrarán 1.103 pesos.

En tanto, la suba de precios del gobierno porteño lleva también el 32 por ciento a julio, y se estima que hacia fines de año roce o supere los 40 puntos, según varias medidoras. De este modo, el informe de la CEPA advierte que el programa social perder entre 7 y 10 puntos contra la inflación. 

En ese sentido, el informe manifiesta: “Desde el presente año se encuentra en vigencia la movilidad aplicable a las AUH que, del mismo modo que para las jubilaciones, continua aumentando los valores en términos nominales pero en este periodo en particular no logra superar la inflación minorista registrada”.

El estudio advierte además que la devolución del IVA no representa un  beneficio para quienes cobran el programa: "La devolución del IVA para los titulares de AUH tampoco logra compensar esta pérdida. Por un lado, porque los precios de la canasta básica han aumentado muy por encima de los valores de la inflación general, sobre todo entre noviembre y marzo, y porque tal como pudo certificarse con los datos del primer mes de devoluciones, sólo el 7 por ciento de los potenciales beneficiados con la medida realizaron compras con tarjeta, siendo además mayoritariamente jubilados". 

Diarios Argentinos