Pese al aislamiento social, el Polo Obrero protesta en la 9 de Julio

Marchan hacia el Ministerio de Desarrollo Social. Reclaman comida para los comedores de barrios populares y servicio de agua potable. Los manifestantes usan tapaboca y guantes.

Pese al aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el presidente Alberto Fernández hace 52 días, el Polo Obrero realiza una protesta en plena avenida 9 de Julio en reclamo de mayor asistencia alimentaria para los sectores más postergados, entre otras consignas. 

Con tapabocas, guantes y carteles con sus reclamos, los manifestantes se reunieron antes de mediodía en el Obelisco, desde donde marcharon hacia la sede del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en 9 de Julio y Moreno. 

"El Polo Obrero y organizaciones piqueteras se movilizan en todo el país porque los comedores no reciben alimentos ni elementos de higiene hace más de un mes, aún no se cobraron los $10.000 del IFE y no hay respuestas", escribió la diputada nacional por el Frente de Izquierda Romina Del Plá.





"El Polo Obrero, mediante pequeñas manifestaciones con distanciamiento y barbijos, reclama en todo el país por alimentos que siguen sin llegar ante una situación desesperante en los comedores abarrotados de gente", señaló, por su parte, Néstor Pitrola. 

"Con hambre no hay cuarentena", rezaba uno de los carteles que sostenían los manifestantes. Además, exigen al Gobierno de la Ciudad el abastecimiento de agua potable en barrios populares. En los últimos días hubo quejas de los vecinos del barrio Padre Mujica (exVilla 31) por el corte de ese servicio. 



La marcha generó polémica por realizarse en plena cuarentena, donde rige la imposibilidad de circular (salvo los afectados por actividades exceptuadas) y las recomendaciones de distanciamiento social. 

Al respecto, el líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, reconoció que la manifestación "tiene un riesgo" ante la posibilidad de contagios de coronavirus, pero aseguró que lo que muestra esta iniciativa es "el fracaso de la cuarentena barrial" por la dura situación que se vive en los barrios más vulnerables.

"La gente tiene que salir a buscar algo de comer. No vemos camiones del Ministerio de Desarrollo Social entregando alimentos y agua donde no hay", se quejó el dirigente social, y añadió: "Tuvimos varias reuniones con (el ministro de Desarrollo Social) Daniel Arroyo, pero no hay una sola fecha para entregar alimentos a comedores".

Varios de las personas que se movilizaron llegaron en colectivos. Cuando le preguntaron si en los controles se les había solicitado los permisos, Belliboni dijo que "las compañeras que cocinan todos los días (en los comedores) también fueron declaradas trabajadoras esenciales por el Gobierno y pueden moverse para ir a buscar alimentos". 

El pasado 1° de mayo, en el Día del Trabajador, también habían marchado con las mismas consignas. 


Imagen



Diarios Argentinos móvil