Paraguay: confirman que el presidente tiene dengue

Mario Abdo Benítez padece dengue tipo 4, uno de los más frecuentes en la epidemia actual. "En base a su evolución volverá a retornar a sus actividades normales, por el momento cancelará su agenda hasta su recuperación", indicó el ministro de Salud.

Mediante una conferencia de prensa el ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, confirmó hoy que el presidente, Mario Abdo Benítez, tiene dengue del serotipo DEN-4, uno de los más frecuentes en la epidemia actual.

Los análisis se realizaron luego de que el presidente se descompensara durante un acto oficial en el Departamento de Alto Paraná, en Paraguay.

"El dengue no discrimina ni región geográfica ni nivel socioeconómico. Afecta a todas las personas. El señor presidente se encuentra en muy buen estado. Tenemos el resultado del análisis de sangre, que confirma efectivamente que está con dengue”, remarcó el ministro de Salud.

"El tipo de dengue que tiene es el serotipo 4, el dominante de esta epidemia. Está asintomático en este momento. Nosotros vamos a estar controlándolo en estas 48 horas; y en base a su evolución y tan pronto sea factible, estará retomando sus actividades normales", indicó Mazzoleni a la vez que aclaró que no padece de ninguna patología de base y es una persona sana.


¿Qué es el dengue?

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti: el contagio se produce cuando este vector se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a otras personas.

Entre los principales síntomas se destacan fiebre alta sin resfrío; dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones; náuseas y vómitos; cansancio; sangrado de nariz y encías; y erupciones en la piel.



Epidemia en Paraguay

El Ministerio de Salud de Paraguay activó la alerta sobre un fuerte repunte de casos de dengue que desde principios de mes colapsa los hospitales públicos: entre 2019 y 2020 se contabilizan un total de 992 los casos de dengue confirmados en Paraguay. 

Por lo que se ordenó la contratación extraordinaria de médicos y enfermeras así como la interrupción de las vacaciones del personal sanitario para atender la emergencia.

El lápiz verde