Pandemia en América Latina: los multimillonarios multiplican sus fortunas

Aproximadamente 73 multimillonarios de la región aumentaron sus riquezas desde el inicio del coronavirus, de acuerdo con la organización Oxfam.

La pandemia del coronavirus ha generado una profundización de las desigualdades en la ya de por sí desigual región latinoamericana: entre marzo y junio pasado, según un relevamiento de la organización Oxfam, las fortunas de al menos 73 millonarios se han multiplicado, a la par que sube el número de pobres y empeoran las condiciones laborales. 

El informe de Oxfam sostiene que “los multimillonarios de esta parte del mundo permanecen inmunes a la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus en una de las regiones más desiguales del planeta”. Así, destaca que al menos 73 de los multimillonarios que hay en América Latina y el Caribe vieron aumentar sus fortunas en 48.200 millones de dólares en los primeros seis meses del 2020, es decir, en el período en el que se desató la pandemia en nuestra región. 

Oxfam calcula que dicho monto ""equivale a un tercio del total de recursos previstos en paquetes de estímulos económicos adoptados por todos los países de la región" para auxiliar a los más pobres, a los desempleados y trabajadores informales durante la pandemia".

Uno de los países donde la desigualdad se hizo más notoria, siempre de acuerdo con Oxfam, es Brasil. En el país gobernado por Jair Bolsonaro, mientras que sufre una profunda crisis sanitaria con miles de muertos e infectados, 42 multimillonarios brasileños incrementaron sus riquezas en 34.000 millones de dólares.   

Los datos utilizados por Oxfam surgen de la Revista Forbes y pueden ser contrastados con lo que sucede, en paralelo, con los sectores humildes y sus efectos a partir de la pandemia. En un informe de Oxfam de principios del mes de julio, se  alerta de que, a finales de año, el hambre provocada por el COVID-19 podría causar la muerte de hasta 12 000 personas al día, potencialmente más que la enfermedad. La tasa de mortalidad diaria por COVID-19 a nivel mundial alcanzó su punto más alto registrado en abril de 2020, con algo más de 10 000 muertes diarias. 

El virus del hambre’ revela que 121 millones de personas más podrían acabar al borde de la hambruna a finales de este año a consecuencia de los impactos del colapso económico y social provocado por la pandemia, como el desempleo masivo, la alteración de la producción y los suministros alimentarios, y la reducción de la ayuda humanitaria.

Diarios Argentinos