Mario Riorda: "Ni el Gobierno ni el Frente de Todos se presentan como opciones claras de futuro"

En diálogo con El País Digital, el especialista en comunicación política analizó las campañas de las principales fuerzas políticas de cara a las PASO. Sostuvo que el Gobierno utiliza mejor la "densidad ideológica" y explicó la efectividad del "voto miedo".

En diálogo en El País Digital, el investigador y especialista en comunicación política Mario Riorda analizó las campañas de las principales fuerzas políticas de cara a las PASO. Sostuvo que el Gobierno utiliza mejor la "densidad ideológica" y explicó la efectividad del "voto miedo".

Arrancó oficialmente la campaña, ¿qué características va a tener?

La campaña va a ser una verdadera puja entre la profundización del cambio por parte del oficialismo, que no es una mera continuidad, y por otro lado el cambio total ofrecido por el Frente de Todos. Va a ser una campaña de un gran contraste, donde hay muy pocos puntos en común desde lo estético y discursivo.

Además, una de las novedades de esta elección es lo que se denomina es el "voto miedo" que personalmente le llamo "voto miedo invertido" porque fue lo mismo que denunció en 2015 la oposición, actual oficialismo, respecto de la campaña en el tramo del balotaje realizado por Daniel Scioli. Lo interesante es que esa campaña, más allá de que fue criticada, fue que sumamente efectiva y quizá lo menos redituable es que se hizo tardíamente, pero la evolución y el crecimiento desde lo que se denominó "el voto miedo" fue significativo. Hoy, a juzgar por el inicio de la campaña y por el modo en el que se refleja el clivaje ideológico también resulta efectivo y es interesante ver que la oposición encarnada en el Frente de Todos no logra reaccionar adecuadamente a esa estrategia.

El otro elemento significativo es que a las dos campañas les está faltando futuro. Por un lado, el oficialismo plantea la profundización del cambio sin que quede claro a dónde lleva este cambio, curiosamente rechazado por la mayoría de los argentinos. El Frente de Todos tampoco plantea qué va a hacer, creo que había pistas bastante interesantes en el discurso de Cristina Fernández de Kirchner cuando en el video anuncia la candidatura de Alberto Fernández, basado en la idea de la reconstrucción. Sin embargo, hoy desde el punto de vista discursivo esa reconstrucción está ausente e incluso hay una referencia pasada en las propias capacidades de Alberto Fernández como jefe de Gabinete en la gestión de la salida de la crisis económica al inicio del Gobierno de Néstor Kirchner. Pero ni uno u otro son opciones claras y explícitas de lo que significa el futuro para Argentina.


"A las dos campañas les está faltando futuro. El oficialismo plantea la profundización del cambio sin que quede claro a dónde lleva este cambio, curiosamente rechazado por la mayoría de los argentinos y el Frente de Todos tampoco plantea qué va a hacer".


Sobre la polarización: pareciera que el oficialismo va a hacer eje en los valores republicanos/prédica contra el pasado y el kirchnerismo en lo económico/prédica contra el presente. ¿Es así? ¿Qué eje tiene mayores posibilidades de imponerse?

Claramente el eje ideológico planteado por Cambiemos en el clivaje populismo-antipopulismo le ha resultado efectivo y aparentemente le está empezando a funcionar aún con gente que no está de acuerdo con el Gobierno ni con su rumbo pero que claramente está en la otra vereda a lo que representa el Frente de Todos. Y por otro lado el peronismo está planteando una campaña muy centrada en la debacle económica de Cambiemos donde en términos de calidad de vida significa una merma para todos, pero ahí también está su talón de Aquiles si solo se plantea esa dicotomía entre una buena economía y una mala economía. Hay una densidad ideológica en el electorado argentino que parece ser que Cambiemos lo está utilizando mucho mejor que el Frente de Todos, que solo se basa en el mal Gobierno. 

Hace un tiempo dijiste que mientras que en el pasado la cuestión central en una elección presidencial se organizaba alrededor del eje oficialismo versus oposición, ahora lo central pasó a ser la división/unificación del peronismo. ¿Cómo ves, en ese sentido, la unión lograda dentro del peronismo-kirchnerismo?

Hace un tiempo que Argentina en sus distintas elecciones planteaba una conducta asociada al desempeño gubernamental del oficialismo y por lo tanto la elección se definía a qué tan bien y a qué tan mal le está yendo al Gobierno. Probablemente hace 6 meses esa definición era bastante acertada para tratar de pronosticar lo que iba a pasar, pero hoy no lo es tanto. El voto ideológico se mezcla y se hace mucho más denso y complejo junto al voto retrospectivo por desempeño gubernamental como técnicamente se denomina. Así que la unión del peronismo no alcanza y se necesita ir a una serie clivajes mayores en donde la idea del voto opositor antigobierno sea una variable, la idea ideológica otra y la idea del peronismo otra, y deben conjugarse en una triple superposición.

Ventajas y desventajas de la candidatura Alberto/Cristina.

La ventaja de Alberto es que es una sorpresa pero que además retiene el 100% de los votos de Cristina y esa en sí misma es una virtud, no obstante las chances de que esa ventaja sea mucho más que algo potencial depende de una voluntad de corrimiento hacia el centro que hoy parece ser poco efectiva o poco bien lograda.

Uno de los riesgos de la campaña de Alberto Fernández es quedar cómodo discursivamente y políticamente con el voto fiel kirchnerista que está cerca de un valor del 40%, sin embargo la victoria no depende de ese porcentaje, sino del 5% del voto extra, especialmente con las chances de ganar en primera vuelta y hoy discursivamente eso no se está realizando. Ese voto claramente es un voto urbano, es un voto desencantado con el Gobierno, pero que tampoco ve en el Frente de Todos una garantía de tranquilidad desde el punto de vista del futuro que venga.


"Uno de los riesgos de la campaña de Alberto Fernández es quedar cómodo discursivamente y políticamente con el voto fiel kirchnerista, que está cerca de un valor del 40%, sin embargo la victoria no depende de ese porcentaje, sino del 5% del voto extra".


¿Qué le agrega Pichetto a la candidatura de Macri?

Pichetto desde el punto de vista electoral aporta prácticamente nada y desde lo que pudiera traccionar simbólicamente al peronismo, menos. Simplemente es un mensaje de gobernabilidad a los sectores de poder. Sin embargo, resulta curioso porque aún habiendo expresado eso como amenaza, el macrismo jamás tuvo problemas de gobernabilidad a lo largo de estos cuatro años. Me parece que con su inclusión se le ha hablado al mercado y al circulo rojo, pero no se le ha hablado a la población en general.

En 2015 se manifestó una división geográfica bastante clara en el voto entre Cambiemos (zona central: Bs. As., Santa Fe, Córdoba, Mendoza) y el kirchnerismo (la “periferia”). ¿Creés que se va a dar nuevamente en esta elección?

Ese registro geográfico tan claro se sigue representando, quizás haya que poner en duda que se siga manteniendo íntegramente en Santa Fe, sobre todo por el juego del socialismo y del peronismo como las dos fuerzas predominantes y la merma de votos de Cambiemos, así como por el apoyo del socialismo a la tercera fuerza de Lavagna y Urtubey. Pero en el resto de la provincia, aún con un porcentaje menor, particularmente en Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza eso todavía se sigue manteniendo.

Diarios Argentinos móvil