"Nadie está de acuerdo con sacar violadores o asesinos", sostuvo la ministra de Justicia

Marcela Losardo señaló que "no existe un plan de liberación generalizada". Además, rechazó las cifras que se dijeron desde la oposición: "No es verdad que salieron más de 2000 y sin tobilleras".

La ministra de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Marcela Losardo, se metió hoy en la polémica por las excarcelaciones de presos considerados dentro de los grupos de riesgo de contraer coronavirus, que continuarán sus penas con arresto domiciliario, y aseguró que "nadie está de acuerdo con sacar a violadores o asesinos".

La funcionaria insistió en que "no existe un plan de liberación generalizada" de presos y señalo que "no se van a imponer indultos ni amnistías ni recorte de penas" por parte del Gobierno. 

En la misma sintonía que el mensaje de ayer del presidente Alberto Fernández, Losardo insistió en que este "no es un tema del Ministerio de Justicia" y solo afirmó que en la Casa Rosada entienden "que sea necesario sacar de las prisiones, sobrepasadas en su población, a quienes están en alto riesgo". 

"No se trata de un presidente que esté pensando en liberar presos, quiero dar tranquilidad a la gente, no es así", manifestó la ministra durante una entrevista con radio Mitre, y, además, rechazó las cifras de liberados que se menciona desde la oposición, sobre las que se generó una fuerte discusión en los últimos días. 

Mientras desde Juntos por el Cambio se convocó a un reclamo por "más de 1.000 presos liberados", el titular del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, habló de "no más de 200". "Desde marzo hasta el 21 de abril se han excarcelado 320 personas con pulseras. Hay un volumen de cifras sueltas y derramadas... No es verdad que salieron más de 2000 y sin tobilleras. Expliquemos las cosas como son", aclaró Losardo.

Además, la titular de la cartera de Justicia recordó que este tipo de decisiones de los jueces se enmarca en la situación que atraviesa el país por la pandemia del coronavirus, y señaló que varios países como Brasil o España tomaron determinaciones similares. 

En contraposición a lo que sostuvo el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, Losardo planteó que no es cierto que no haya tobilleras electrónicas disponibles en el país. 

Luego, volvió a referirse al tema de las personas condenadas por violación: "La mayoría de los jueces está mirando las cuestiones de los violadores. Me preocuparía, si soy victima me sentiría muy mal, me estarían revictimizando y acá las víctimas son muy importantes".

Y, en ese sentido, agregó: "A mí no me gusta que salgan los asesinos a la calle, ni los violadores, y al Presidente tampoco. Somos gente de criterio, entendemos a las víctimas. Pero tampoco magnifiquemos las cosas porque estamos en un momento muy delicado. Es un tema judicial, tienen que ser cautelosos los jueces, muchos lo son, otros no, algunos se pueden equivocar".

Por otra parte, Losardo habló del caso del exrepresor de la ESMA Carlos Capdevilla, que fue liberado este miércoles, lo cual despertó duros cuestionamientos por parte de los organismos de derechos humanos. "Es un caso tremendo, sale de la órbita de lo que debería ser, pero hay que ver cada caso en particular. Esa pregunta debe hacerse a quién toma la decisión, no le preguntemos por cada caso al Presidente. La mayoría de los jueces está poniendo lo mejor de sí. Tenemos que salir adelante todos juntos", dijo.

Y, por último, se refirió a la prisión del exvicepresidente Amado Boudou. "Hay gente que no debió haber estado detenida y otra que sí, hay que plantearlo al Poder Judicial. No hay que comentar la salida de cada cual, pueden gustarnos o no. No puedo dar yo las respuestas", cerró.





Diarios Argentinos móvil