Murió el hombre que ocultó síntomas para volver al país

El adulto de 78 años había tomado la semana pasada un vuelo de Aerolíneas Argentinas en Madrid. En pleno vuelo presentó complicaciones respiratorias y fiebre, por lo que tuvo que ser atendido de emergencia.

El hombre de 78 años que había ocultado los síntomas de coronavirus antes de subirse a un avión de Aerolíneas Argentinas procedente de Madrid, y tuvo que ser asistido en pleno vuelo por un cuadro con complicaciones respiratorias y fiebre, falleció este martes por la noche. 

Se trata de Carmelo Giglio, oriundo de la localidad neuquina de Centenario, quien el pasado 25 de marzo tomó uno de los vuelos de repatriación para regresar a la Argentina junto a su esposa, su cuñada y su concuñado. Según admitió luego, había tomado varias pastillas de paracetamol para poder sortear los controles de temperatura que se realizan antes de subir al avión.

Pero en el medio del vuelo presentó fiebre alta y graves problemas para respirar, por lo que dos médicos que viajaban a bordo lucharon durante varias horas para salvarle la vida. Cuando lo revisaron, tenía casi 39 grados y graves problemas para respirar.

Tras conocer esa información, el piloto de la aeronave activó el protocolo sanitario correspondiente y hasta evaluó aterrizar en el aeropuerto de Río de Janeiro, una zona considerada de riesgo en medio de la pandemia, pero finalmente se decidió seguir con el vuelo hasta Buenos Aires.

Al arribar a Ezeiza, el hombre fue trasladado en una ambulancia a un sanatorio y se realizó un hisopado para ratificar si padecía. Su esposa y los dos familiares que lo acompañaban quedaron aislados para cumplir con la cuarentena obligatoria. Al mismo tiempo, se activó el protocolo para aislar a los pasajeros y al personal de tripulación.

Finalmente, durante la noche del martes Giglio falleció y horas más tarde se confirmó que estaba infectado con cononavirus.

Este jueves, por su parte, se confirmaron dos muertes más y ya son 34 las víctimas en el país por el Covid-19: el primero, un hombre de Mendoza de 73 años, que se encontraba internado desde el lunes 30 de marzo en el Hospital Lagomaggiore; y el segundo, un hombre de 61 años de Chaco del que no transcendió mayor información.

Diarios Argentinos