Más de la mitad de los argentinos votará pensando en la economía

Un relevamiento de Synopsis revela que el 51,4% del país hace una evaluación negativa del Gobierno. Inflación y desempleo son los principales problemas y parecen perfilarse como definidores del voto.

La evaluación de la gestión del Gobierno volvió a caer en enero y borró la leve mejoría que mostró hacia finales del 2018, indica el último relevamiento de la consultora Synopsis.

Hoy el 51,4% de los argentinos tiene una valoración negativa del gobierno de Mauricio Macri, mientras un 26,7% lo hace de manera positiva. Por lo tanto, el diferencial de evaluación es negativo en un 24,7%.



Interrogados por el principal problema del país, la mitad de la población coincidió en señalar a las preocupaciones económicas como las más urgentes. Mientras un 30,6% se inclinó por la inflación, un 18,8% lo hizo por el desempleo.

De esta manera, el “termómetro” social solo parece moverse al compás de la economía, a diferencia de la campaña persistente por instalar a la inseguridad como principal preocupación de los argentinos.

La opinión de los argentinos en enero es taxativa: el 51,3% asegura que su voto en 2019 se definirá por el estado de la economía. Lejos aparece la corrupción como definidor del voto con el 19,3%.

En este sentido, juegan un rol preponderante las expectativas económicas: el 45,5% de los argentinos cree que dentro de un año la situación nacional va a estar peor que en la actualidad, y el optimismo económico a futuro cayó casi tres puntos en tan solo un mes.

Aún peores son las expectativas a futuro sobre la economía personal, donde un 46% cree que va a estar peor que hoy. Las perspectivas optimistas cayeron casi cinco puntos respecto de diciembre y alcanzaron un piso de 19,7%.

Los datos confirman que el oficialismo todavía tiene argumentos discursivos para pelear las repercusiones políticas de la crisis económica. Si bien un 37% de la sociedad le adjudica la mayor responsabilidad de la crisis a Mauricio Macri, un 42% todavía responsabiliza mayormente a la herencia kirchnerista.

Escenarios electorales

El rumbo de la economía le trae sombrías previsiones al oficialismo: en enero un 51% de los argentinos afirmó que votaría por una fuerza política de la oposición. Mientras, Cambiemos mantiene un 31% de intención de voto en lo que parece ser su “núcleo duro” electoral.

Sin embargo, por el momento, la fragmentación del espacio opositor le supone rédito electoral al Gobierno. Respecto de las preferencias opositoras, un 33% se inclina por que gane una nueva alternativa opositora y un 26% prefiere que vuelva a ganar el kirchnerismo.



Entre los segmentos que prefieren una nueva victoria de Cambiemos, se destacan principalmente los mayores de 65 años, donde el oficialismo cosecha un 50% de adhesiones.

Un hipotético escenario electoral con la candidatura de Cristina Kirchner y el peronismo federal jugando por afuera revela una leve ventaja de Mauricio Macri (29,1%) frente a CFK (27,6%). Por el momento, los tres posibles candidatos de la Alternativa Federal (Sergio Massa, Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey) cosechan el 22,6% y confirman la validez de la estrategia oficialista respecto del peronismo.

En un escenario sin la candidatura de CFK los tres posibles candidatos del filokirchnerismo (Felipe Solá, Agustín Rossi y Daniel Scioli) combinados cosechan casi diez puntos menos que la exmandataria. De esta manera, crecería al 26,6% Alternativa Federal, pero manteniendo una fragmentación del voto entre candidatos.

Diarios Argentinos