Miguel Ángel Toma: “La candidatura de Alberto Fernández nació malparida”

En diálogo con EPD, el dirigente peronista aseguró que el exjefe de Gabinete será el “chirolita” de la expresidenta, reivindicó la construcción de Alternativa Federal y sostuvo que el macrismo tuvo una visión “ingenua” de la realidad.

En diálogo con @elloropolítico para El País Digital, el dirigente peronista Miguel Ángel Toma cuestionó con dureza la fórmula Fernández-Fernández, reivindicó la construcción de Alternativa Federal y sostuvo que la aparición de Roberto Lavagna perjudicó al espacio. Además, afirmó que el macrismo tuvo una visión “ingenua” de la realidad.

La gestión de Cambiemos. “Partieron de una visión ingenua de la realidad pensando que era posible que con el simple cambio de signo político en el Gobierno iban a venir las inversiones a las Argentina. Imaginando esa quimera terminaron en el gradualismo financiándolo con endeudamiento. Es por eso que hoy tenemos estos niveles de inflación, recesión, caída del salario real y, lo peor de todo, un fuerte incremento del endeudamiento externo e interno”.



Macri como líder político. “Viene de una formación que está mucho más vinculada con la gestión privada que con la gestión pública, eso no es un dato menor, porque le da una percepción de los problemas y mecanismos de resolución que tienen características muy particulares, que no pueden adaptarse a las decisiones en la gestión pública, donde el componente político es esencial”.



La idea del macrismo de que el peronismo iba a desaparecer. “La quimera de matar al peronismo nace allá por 1955 con el famoso golpe militar. Si el peronismo fuera solo un espacio político sería posible matarlo, pero el problema es que el peronismo además de eso es un fenómeno cultural en la Argentina, y a la cultura y a los pueblos, no se los mata. La idea de matar al peronismo significaría un genocidio, porque tendrían que matar a demasiados argentinos”.



Similitudes de la crisis del 2001 con la actual. “Yo creo que los componentes de una y otra crisis son distintos, lo cual no quiere decir que una sea peor que otro en cuanto a la profundidad. La diferencia que veo es que hoy hay un Gobierno más plantado y consistente que el de De La Rúa, acá ha habido un compromiso del peronismo federal de sostener la gobernabilidad. Y la gran diferencia fue que en 2001 hubo un fuerte consenso político para poder superar la crisis, eso hoy no existe”.



La fórmula Fernández-Fernández. “La candidatura de Alberto Fernández ya nace mal parida porque es la primera vez que alguien que va a ser vicepresidente le ofrece la presidencia a otro, esto indica que el poder va a estar en quien unge al otro. Esto se debe a que Cristina aparece, cae su imagen en las encuestas. Esto la obligó a buscar a alguien a que lleve la voz cantante de la campaña y le permitiera a ella seguir estando en una suerte de silencio. Quien unge y quien es ungido terminan siendo Chasman y Chirolita”.  



Alternativa Federal. “Los dos elementos fundacionales de este espacio fueron: primero ser alternativa a las dos puntas de la grieta, ni Cambiemos ni kirchnerismo, y segundo que el liderazgo y las candidaturas se iba a dirimir a través de las PASO. Pero cuando aparece Lavagna empieza a hablar de un concepto difuso que es el consenso, consecuentemente los fundadores del espacio le dijeron cuáles eran las reglas. La persistencia de Lavagna en no definir su candidatura y de no aceptar este mecanismo afectó el desarrollo y la ampliación de Alternativa Federal”.



Massa y Lavagna. “Nadie podría sospechar la posibilidad de que Massa se acerque al kirchnerismo si no hubiera habido una negativa de Lavagna de hacer una PASO en Alternativa Federal. La consecuencia de tanta especulación es por no haber aceptado una interna en la cual ya estaríamos todos trabajando y participando”.




Los desafíos del próximo Gobierno. “Gobierne quien gobierne, si quiere que la Argentina vuelva a modificarse estructuralmente y prepararse de nuevo para mejorar la calidad de vida de su pueblo tiene tres grandes desafíos: primero la reforma previsional, es necesario mejorar la calidad y la cantidad del salario que reciben los jubilados y los pensionados, y generar empleo para reducir los planes. La segunda cuestión es la reforma laboral, el impuesto al trabajo hace que el salario del trabajador se vea afectado porque no puede crecer y genera un costo que le quita competitividad a la Argentina. Además, está el tema del blanqueo, hoy más del 40% de los trabajadores están en negro. El tercer elemento es la reforma impositiva, porque la Argentina hoy no es competitiva y no trae inversiones. Para realizar esto hay que hacer acuerdos políticos muy sólidos y que los actores sociales sean partícipes, como el sindicalismo y el empresariado”.



La posibilidad de consenso después de las elecciones. “Para eso es fundamental la creación de Alternativa Federal y su construcción, ya sea para estar en el balottage y poder disputar con Cambiemos o el cristinismo la presidencia. O en el caso de que no esté, no hay que olvidarse que en primera vuelta se eligen diputados y senadores, y esto va a implicar un alto número de representantes legislativos, si es que gobierna Cambiemos, porque si es Cristina vamos derecho a Venezuela”.



El próximo presidente. “No descarto ninguna de las opciones posibles, si lo hiciera sería un acto de irresponsabilidad de mi parte”.




Sus referentes políticos. “De mi generación hubo tipos brillantes del peronismo y del radicalismo. Raúl Alfonsín, sin dudas, dejo aparte la figura de Juan Domingo Perón porque no tiene discusiones. Eduardo Duhalde, Carlos Menem, que fue un gran presidente. José Luis Manzano, Carlos Grosso, Cesar Jaroslasky, Raúl Baglini, lamentablemente esa calidad de dirigentes hoy no la veo”.



Diarios Argentinos móvil