Mendoza: ¿se puede proyectar el triunfo de Cambiemos a nivel nacional?

El Gobierno nacional siguió de cerca los comicios y festejó el resultado. Creen que puede ser una buena señal de cara a las elecciones nacionales. ¿Cuál fue la clave del triunfo del oficialismo en Mendoza?


El candidato a gobernador por Cambiemos, el radical Rodolfo Suárez, se impuso este domingo en las elecciones a gobernador en la provincia de Mendoza. El Gobierno nacional siguió de cerca los comicios y festejó el resultado. Creen que puede ser una buena señal de cara a las elecciones nacionales, justo después de la euforia por la primera “Marcha del sí, se puede” en Ciudad de Buenos Aires.  Pero… ¿se puede proyectar el triunfo en Mendoza a nivel nacional?



Suárez, actual intendente de la capital mendocina, se impuso con el 49,88% de los votos, frente al 34,97% obtenido por la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti del Frente Elegí. Más atrás quedó el candidato provincial del espacio de Roberto Lavagna, José Luis Ramón, (8,44%) y Noelia Barbeito del Frente de Izquierda (3,3%).


¿Cuál es el dato alentador para el Gobierno nacional?

La fórmula del Frente Cambia Mendoza ganó las PASO provinciales por 7 puntos. Luego perdió las PASO nacionales por un poco más de 3 puntos y ayer se impuso en la elección por la gobernación por casi 15. Hubo un crecimiento importante desde las PASO a la general que el equipo del presidente Mauricio Macri espera que pueda extrapolarse a nivel nacional y así meterse en el ballotage.


¿Cuáles fueron las claves del triunfo de Cambiemos en Mendoza?



El primer dato a tener en cuenta es que las elecciones provinciales se rigen por una lógica diferente a las nacionales; tal es así que en distritos donde Cambiemos logró retener la gobernación como Jujuy igual se impuso a nivel nacional el Frente de Todos.

Por otro lado, la tendencia de este año electoral es que los oficialismos provinciales ganen en sus distritos, como sucedió en Mendoza; con la excepción de Santa Fe y Tierra del Fuego.

Otro de los factores que pudo haber impactado en el triunfo del oficialismo en Mendoza fue la decisión del gobernador Alfredo Cornejo de desdoblar la elección provincial de la nacional y a partir de esto centrarse en los comicios locales y despegarse de la problemática nacional. Parte de la estrategia fue separar la figura del candidato de Cornejo de la del presidente. Un hito al respecto fue la denuncia de “campaña sucia” del radicalismo mendocino luego de que aparecieran folletos de Suárez con Macri con la leyenda "Pobreza cero en Mendoza. Continuemos con Macri".

Además, la candidatura a gobernadora de la senadora kirchnerista fue usada por el oficialismo para avivar el fantasma de un gobierno camporista. La estrategia de Cambiemos fue resaltar el rol de Fernández Sagasti en la agrupación kirchnerista por sobre el resto de los sectores que conforman el Frente Elegí.  

Finalmente, otra de las claves tuvo que ver con el aumento de la participación ciudadana que superó al 82% y se volcó en mayor proporción a la fórmula del radicalismo.


¿Se puede proyectar el triunfo de Mendoza a nivel nacional?

De los factores que influyeron en el resultado de Mendoza el único que podría extrapolarse a nivel nacional es el aumento en la población que acudió a las urnas. Sin embargo, hasta el momento no hay indicadores que revelen que ese electorado “nuevo” opte por la fórmula integrada por Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, en un contexto de crisis económica que no dio signos de mejoras desde las PASO y con la economía al tope de las preocupaciones en las encuestas.

Por lo cual, en principio, el triunfo del candidato de Cornejo es un triunfo local que no revela un nuevo escenario electoral. De todos modos, el resultado de las elecciones en Mendoza “dio aire” a Cambiemos que apuesta fuerte por su campaña de cercanía a través de la "Marcha del sí, se puede" para meterse en el ballotage.


Diarios Argentinos