Mendoza: el radicalismo retuvo la provincia con una victoria holgada

La diferencia entre el oficialista Rodolfo Suarez y la candidata kirchnerista Anabel Fernández Sagasti fue de 14,91%. "Acá no nos gusta el populismo: es bueno gobernar con austeridad", dijo el gobernador electo.

Con el 99,98% de las mesas escrutadas, el candidato del Frente Cambia Mendoza, Rodolfo Suárez se impuso con el 49,88% de los votos, frente al 34,97% obtenido por la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (Elegí), apoyada por Alberto Fernández. Más atrás quedaron José Luis Ramón (8,44%) y Noelia Barbeito, del FIT (3,3%). 

En diálogo con la prensa Suarez, negó que él o Alfredo Cornejo hayan hecho algún tipo de pedido para que el presidente Mauricio Macri no visitara la provincia y así evitar un posible impacto negativo en el proceso electoral que se realizó ayer.

"No, no lo pedimos en ningún momento y el tampoco dijo que iba a venir", desmintió, y al analizar el triunfo aseguró que la contundente victoria se debió a la gestión del actual gobernador, Alfredo Cornejo.

En su discurso, Suárez agradeció el "contundente apoyo" que recibió de su antecesor. Resalto la "administración sana" de la provincia y también dio las gracias por apoyo del "equipo de intendentes que han hecho bien las cosas y fueron reconocidos por sus vecinos".



"Somos honestos porque decimos la verdad en la campaña y cuando gobernamos", dijo, y manifestó: "Acá no nos gusta el populismo: es bueno gobernar con austeridad, el dinero no es nuestro".

Por su parte, Cornejo celebró la victoria y se refirió a la nacionalización de la campaña provincial, por la que culpó al peronismo: "Dijimos que era una elección provincial con una agenda provincial, lo dijimos antes de la campaña, durante la campaña, el mismo día de la elección y lo vamos a decir mañana".



Hoy Cornejo y Suárez participaron de un desayuno. "La ciudadanía nos dio su voto de confianza para seguir por este camino de orden y transparencia", dijo el gobernador electo.


Diarios Argentinos